Una excursión desde las alturas a Baracoa.

baracoa
Vista de la ciudad
Baracoa, Guantanamo

La belleza natural y arquitectónica de Santiago de Cuba y Baracoa, en el oriente de la Perla del Caribe, se puede apreciar también mediante una excursión desde las alturas que le mostrará, en toda su magnitud, el paisaje de estás villas fundadas por los conquistadores españoles entre los años de 1511 y 1515.

Los arqueólogos afirman que la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa (en la provincia de Guantánamo), fue erigida el 15 de agosto de 1511 y tuvo la primacía de haberse convertido en la primera capital y primer obispado de la ínsula, por su proximidad a la isla de La Española (en 1518 recibió el título de ciudad, aunque no le fue conferido hasta algo más de tres centurias el escudo correspondiente), mientras que Santiago de Cuba devino villa en 1515.

vista aerea de baracoa
Vista aérea de la ciudad
Baracoa, Guantánamo

La inmensidad de Baracoa se puede apreciar minutos antes del aterrizaje cuando el avión planea por encima de la Bahía. Inmediatamente podrá observar la hermosa vegetación de la comarca para deleitarse con los penachos de los cocoteros, los cultivo de de cacao y quedar anonadado con la vista panorámica de todo ese hechizo.

Con mucha razón es Monumento Nacional, tanto por su arquitectura como por sus atractivos naturales, como el Río Miel o el Río Toa. La satisfacción plena la sentirá cuando contemple desde las alturas una montaña aplanada de 575 metros sobre el nivel del mar, conocida como el Yunque de Baracoa, por su similitud con esa pieza utilizada por los herreros para su labor.

calle padre pico
Calle Padre Pico
Santiago de Cuba

El recorrido se inicia en la oriental ciudad de Santiago de Cuba, segunda en importancia de la mayor de Las Antillas, la cual ostenta el privilegio de disfrutar de su condición de capital del Caribe, favorecida por su posición geográfica y su centenaria historia.

Toda esa cultura se fortaleció después de la revolución haitiana de Toussaint Louverture en 1791, cuando centenares de emigrantes franceses llegaron a la ciudad santiaguera e introdujeron la cultura cafetalera en Cuba y también sus hábitos.

La realidad del sueño de poder apreciar las bellezas naturales de las ciudades de Santiago de Cuba y Baracoa, desde las alturas, se ofrece a los turistas los jueves y domingo mediante la opción «Una excursión a Baracoa por vía aérea».

La travesía es una oportunidad fabulosa ya que comprende, una breve estancia en el Hotel El Castillo, excelente mirador para deleitarse con esa villa y degustar sus bebidas típicas como La Baracoesa y Baracoa colonial.

bahia de baracoa
Bahía de Baracoa
Baracoa, Guantánamo

La ostentación no solo será desde las alturas: los excursionistas caminarán por el Centro Histórico y conocerán sobre sus valores históricos, culturales y patrimoniales. No podría faltar una visita a la famosa Cruz de la Parra, enclavada por Cristóbal Colón en la entrada de la bahía de Porto Santo en 1492 y que se exhibe en la iglesia católica.

La excursión finalizará en el malecón y se recorrerá, en ómnibus, todo el litoral y luego entrará en contacto con las bondades de la naturaleza de Baracoa, tierra donde se cultiva el cacao. Especialmente se visitará el Sendero Sociocultural dedicado al cacao. La oferta incluye: la Finca Turística Duaba, un paseo por el río Toa y un almuerzo criollo en el Rancho.

Antes del regreso a Santiago de Cuba, los excursionistas realizarán una breve estancia en el Hotel Porto Santo para quizás soñar con ese paraíso único del Caribe o despedirse de Baracoa con un vistazo de añoranza a la vieja comarca desde ese mirador costero.

Autor: Lazaro David Najarro Pujol - Septiembre 2, 2009