Cuba, antes del Descubrimiento de América.

La historia de Cuba, al menos la conocida, comienza en el año 1492 con el Descubrimiento de América, ya que los primitivos habitantes del país solamente alcanzaron un desarrollo cultural equivalente al neolítico-mesolítico, y a diferencia de otras culturas del continente como las maya, azteca o inca, no dejaron huella visible en el país, a no ser en la toponimia y en algunos vocablos indígenas que se añadieron al español de Cuba.

Según los estudiosos del tema, la presencia del hombre en Cuba se inicia hace aproximadamente 10 000 años atrás (8 000 a.c.) y se tiene casi la certeza de que los primeros grupos humanos llegaron desde Norteamérica, ya sea desde las costas de la Florida o cruzando a Las Bahamas y de allí a Cuba, o ambas rutas. Estos primeros grupos humanos eran cazadores paleolíticos que se desplazaron hasta la desembocadura del Missisippi tras la caza y de allí a la Florida.

Primera corriente migratoria (10 000 años atrás, 8 000 a.c.)

Proveniente de la Florida y probablemente usando también la ruta de Las Bahamas.

Rasgos típicos: indoamericanos de origen mongoloide: cara ancha, pómulos prominentes, estatura media, sin deformación artificial del craneo.

Estadio cultural: dominaban el fuego y las técnicas para el tallado de la piedra, sus actividades fundamentales eran la recolección y la pesca.

Hábitat: costas y ríos, la penetración hacia el interior del territorio era escasa, vivían al aire libre.

Segunda corriente migratoria ( 4 500 años atrás, es decir 2 500 a.c.)

Proveniente de Centro y Suramérica, de lo que hoy es Nicaragua, Honduras y Venezuela.

Rasgos típicos: indoamericano de origen mongoloide, tampoco practicaban la deformación artificial del craneo.

Estadio cultural: sus actividades fundamentales fueron la pesca de plataforma y la recolección. No dominaban las técnicas para el tallado de la piedra, confeccionaban instrumentos con conchas marinas.

Hábitat: en zonas litorales, vivían tanto en cuevas y abrigos rocosos como al aire libre. Se asentaron básicamente en la Península de Guanahacabibes (extremo occidental del país), la Ciénaga de Zapata (centro) e Isla de Pinos (sur-occidente), y se propagaron después hasta la región oriental por la costa sur.

Tercera corriente migratoria (2 500 años atrás, 500 a.c.)

Para esta época los moviemientos migratorios se incrementaron sustancialmente y llegan a Cuba dos grupos humanos diferentes:

En esencia esta comunidades fueron avanzando hacia una cultura mas evolucionada y aunque sus actividades fundamentales siguieron siendo la pesca y la recolección, fueron introduciendo mejoras técnicas que permitieron mejoras en las condiciones de vida y alimentación.

Cuarta corriente migratoria (1 500 años atras, 500 d.c.)

Hacia esa época comienza a asentarse en Cuba un nuevo grupo humano con una cultura mucho mas evolucionada que las anteriores, conocidos después como los taínos y que constituyeron el grupo poblacional mas importante a la llegada de los españoles. Los taínos se asentaron en Cuba en dos oleadas:

Los taínos constituyeron un complejo cultural-étnico de alcance antillano y no solo cubano. Forman parte de la familia de los arawaks de origen suraméricano y llegaron a las Antillas Mayores a través de las Antillas Menores.

Rasgos típicos: indoamericanos de origen mongoloide, de baja estatura y practicaban la deformacion craneana artificial, aparentemente con fines estéticos.

Hábitat: zonas cercanas a ríos y lagunas, tanto en las costas como en el interior del país, se extendieron desde la región oriental hasta La Habana y Matanzas, en el occidente.

Estadio cultural: practicaban la agricultura como actividad fundamental, elaboraban pan de harina de yuca (llamado casabe), tejían hamacas de algodón y vivían en casas de madera de uso colectivo.

La economía agrícola tuvo como consecuencia un notable crecimiento demográfico que fué mayor al de todas las comunidades precedentes, una estabilización territorial de las poblaciones en lugares apropiados para los cultivos y por último, un desarrollo de la organización social.

A la llegada de los españoles a Cuba (27 de octubre de 1492) predominaban los grupos neolíticos de origen arawak (taínos), las mayores poblaciones se concentraban en la zona oriental del país y convivían con los siboneyes y guanahatabeyes (localizados estos en el extremo occidental), grupos marginados del Mesolítico.

Los cálculos demográficos estiman hacia el año 1510 una población indígena de 112 000 habitantes, el 90% de los cuales eran taínos, con una esperanza de vida de entre 20 y 25 años al nacer. Al paso de unos pocos años, hacia el 1 540, la población indígena era de apenas unos centenares de individuos; el choque violento de dos culturas, el régimen de encomiendas a que fueron sometidos, las enfermedades introducidas por los europeos (especialmente la gripe) para las cuales los indígenas no tenían defensas naturales porque no se conocían en América y la incapacidad para adaptarce a las nuevas formas de vida que le fueron impuestas acabaron en pocos años con la cultura y la población aborigen de Cuba.

Hoy en día su huella racial apenas se puede notar en algunas zonas de la región oriental y su huella cultural en la presencia de vocablos en el lenguaje de la isla y en la toponimia del país (Cuba, Baracoa, Bayamo, Sagua, Habana, son ejemplos de estos vocablos).

<Página anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | Página siguiente>