plaza mayor, trinidad
Plaza Mayor de Trinidad
Sancti Spiritus
Trinidad tiene alrededor de 50 palacetes e incontables otros inmuebles que merecen ser admirados, sin embargo lugares de visita sin falta deben ser la Iglesia de la Santísima Trinidad que atesora valiosas piezas del erario artístico religioso de Cuba, entre ellos el famoso Cristo de la Vera Cruz, así como un altar de mármol dedicado al culto de la Virgen de la Misericordia y otras imágenes religiosas de gran valor; la Plaza Mayor donde convergen casi todas las calles de la villa está formada por 4 preciosos jardines separados por rejas de hierro pintadas de blanco y flanqueados por palmas reales que embellecen el conjunto en que que hay además 2 estatuas de bronce de galgos y en el centro una estatua de Terpsícore la musa de la Danza. Alrededor de la Plaza Mayor se encuentran la Iglesia de la Santísima Trinidad, el Museo de Arquitectura Colonial , el Museo Romantico, el Museo de Arqueología y la Casa de la Trova, entre otros inmuebles interesantes.

Recorrer las calles de Trinidad con su apacible tranquilidad es dar un paseo por el pasado que puede hacerse mas agradable visitando algunos de los museos que hay en la ciudad, además de los ya mencionados, una buena opción es el Museo Nacional de Lucha Contra Bandidos (realmente contra las bandas contrarevolucionarias que enfrentaron el gobierno de Fidel Castro en la década de los ´60) o el Museo Municipal, también en el Centro Histórico de la villa; o recorriendo los mercados donde se exponen objetos de artesanía en madera y otros materiales locales.

torre iznaga, valle de los ingenios
Torre Iznaga
Sancti Spiritus

Otro atractivo de la villa de Trinidad o de sus alrededores es el Valle de los Ingenios o Valle de San Luis, a unos pocos kilométros al noreste de la ciudad, es un verdadero museo de la industria azucarera cubana con 65 ruinas correspondientes a ingenios, casas de verano, barracones y otras instalaciones relacionadas con la fabricación del azúcar. Aquí se localiza la famosa torre de Manaca-Iznaga, edificada en 1816 y que con sus 45 metros de altura marcaba con su campana el inicio y fin de los trabajos en las plantaciones de caña de azúcar.

En la zona existieron 44 ingenios de azúcar que le dieron tal auge económico a la región que Trinidad llegó a ser considerada la tercera ciudad en importancia en el país, después de La Habana y Santiago de Cuba.

En el Valle de los Ingenios aún se conservan 11 casas de hacedados azucareros de los siglos XVIII y XIX, su época de mayor esplendor, y algunos complejos azucareros muy completos como el ingenio San Isidro de los Destiladeros. Esta zona, que también se destaca por su belleza natural que puede ser apreciada desde un mirador en la Loma del Puerto a 276 metros sobre el nivel del mar, ha sido declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. El acceso se puede realizar por carretera o con un trencito turístico que sale de Trinidad y hace un recorrido por todo el Valle de los Ingenios.

También en las inmediaciones de la ciudad de Trinidad ha y variados atractivos y entre ellos se pueden visitar:

Parque Reserva de Javira, escenario natural que se extiende hasta muy cerca de la ciudad, formado por bosques naturales que se distinguen por su conservación, apenas tocado por la mano del hombre, donde la realidad de la naturaleza se torna en hábitat ideal para una avifauna abundante en especies endémicas. Sus transparentes y puros arroyuelos invitan a la refrescante inmersión.

Parque El Cubano, una atractiva área rural localizada en las márgenes del río Guaurabo donde se puede ver de cerca la vida del campesino de la zona, disfrutar de baños en el río, recorrer senderos como el de "Cimarrones de Javira" en el que se puede conocer sobre el pasado colonial de la región y almorzar en el renchón Los Almendros.

<Página anterior -- 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | -- Página siguiente>