Las ciudades marineras de Cuba.

En armonía con su insularidad, la vida en muchas de ciudades cubanas ha sido marcada por el mar. Desde los primeros tiempos, los habitantes indigenas y pasando por los colonos españoles y hasta los tiempos presentes, la presencia de mar ha marcado el carácter cubano.

Malecón en Cienfuegos
Malecón en Cienfuegos
Zona de Punta Gorda, Cienfuegos
Zona de Punta Gorda, Cienfuegos
Bahía de Baracoa en el extremo Este de Cuba
Bahía de Baracoa en el extremo Este de Cuba
Río Canímar, en Matanzas
Río Canímar, en Matanzas
Catedral de Santiago de Cuba
Catedral de Santiago de Cuba

De los siete primeros asentamientos humanos de la isla, tres fueron en la costa: Baracoa, Santiago de Cuba y La Habana. Otras ciudades y pueblos nacieron después en el litoral, pero no por eso son menos importante a pesar de no ser tan antiguos.

Matanzas, Cienfuegos, Caibarien, Gibara, Manzanillo, Nueva Gerona merecen la pena una visita. Ellos difieren unas de otras, pero todas tienen el mismo encanto marino que le da forma a un estilo de vida diferente, cuyo espíritu, depende en gram medida de la cadencia rítmica del mar.

Matanzas, rica en tradiciones y cuna de poetas y músicos, simplemente está encantanda. Cienfuegos, la Perla Sur, con un contorno perfecto, adoptó una numerosa colonia francesa una vez y hoy es una de las ciudades mas bella en Cuba y uno de los puertos más importantes, la ciudad simplemente es una joya arquitectónica del XIX siglo.

Caibarien, un pueblo típico de pescadores, es la puerta de salida hoy día para visitar los vírgenes cayos de la Costa Norte de Villa Clara donde usted puede visitar Cayo Las Brujas, Cayo Santa Maria y Los Ensenachos, entre otros. Ellos tienen un futuro turísctico muy prometedor debido a la belleza incomparable de sus playas y naturaleza. Gibara, situado en la bahía que el Gran Almirante Cristofolo Colombo nombró Río de las Yeguas (Río de Mares), con sus fortificaciones, es el complejo arquitectónico más excelente de la región de Holguin.

Manzanillo, disputado por piratas y corsarios – y presente en el primer monumento literario de Cuba, Espejo de Paciencia, escrito por Silvestre de Balboa -, abre al Golfo de Guacanayabo la naturaleza simple de sus residentes y el hechizo de su paisaje verde en el fondo. Nueva Gerona, la principal ciudad en la Isla de Juventud (anteriormente la Isla de Pinos), vive con el latir de las idas y venidas entre su puerto y la Isla de Cuba.

¿Qué visitar, en ciudades marinas cubanas?

En La Habana: La Habana Vieja, el Capitolio Nacional, el Paseo del Prado, el Museo de la Revolución, el Museo de Bellas Artes, la Plaza de la Revolución y el Memorial José Marti Memorial, Paseo de Malecon, el Cementerio de Colón, el Jardín Botánico y la Maqueta de La Habana, entre otros muchos atractivos.

En Matanzas: el Teatro Sauto, el Museo de la Farmacia Triolet, el Museo Municipal, las Cuevas de Bellamar, llla Ermita de Monserrate y el área de la bahía, espléndisa y con un paseo que la bordea en toda su extensión.

En Cienfuegos: el Parque Martí, el Paseo del Prado, el Malecón, el Palacio de Valle, los cementerios Tomás Acea y de La Reina, el área de La Punta, el Castillo de Jagua, el Teatro Terry , el Jardín Botánico y el Delfinario con su show.

En Nueva Gerona: La Finca El Abra, la Carcel Modelo, la playa Punta del Este.

En Gibara: el emplazamiento de la Batería de Fernando VII, el área de la bahía, el pueblo ensu conjunto tiene un gran encanto.

En Manzanillo: el Parque de La Glorieta.

En Santiag de Cuba: el Castillo del Morro, la Casa de Diego Velázquez, la Catedral Metropolitana y el Parque Céspedes, las calles Padre Rico y Heredia, el Museo Bacardí, elMuseo del Carnaval, la Plaza Marte, la Plaza de la Revolución.

 

 

Autor: Webmaster Hicuba - 2006