El fascinante verdor de los Jardines del Rey.

bosques en jardines del rey
El 60% de la superficie son bosques
Jardines del Rey
cayo coco
En Cayo Coco
Jardines del Rey

Es la primera vez que transito por la carretera que me conduce a las puertas de los Jardines del Rey, carretera que fue construida sobre manglares pantanosos del norte de la ciudad de Morón. Ahora toda esta región, casi rescatada de las aguas, deviene bosques compactos, hoteles, aeropuerto e instalaciones destinas a la industria turística.

Al observar ese verdor que se aprecia a uno y otro lados de la carretera me viene a la memoria un poema de Lucas Buchillón: “…este es un valle tan verde que jamás se me pierde el verde, verde que vez…”

A través de casi 78 kilómetros entre la ciudad de Morón y Cayo Coco --hasta donde llegará nuestro periplo--, increíblemente la vegetación se presenta con ese verdor que caracterizan los bosques cubanos. Ahora crecen en armonía los árboles autóctonos de la región, como la yana, el mangle prieto y el mangle rojo, con otros traslados a la zona con los grandes pedruscos y el rocoso con los que se construyó la carretera.


alrededores del pedraplen
Verdor en los alrededores del pedraplén
Jardines del Rey
pedraplen, corona de jardines del rey
Corona de Jardines del Rey
Jardines del Rey

Es un paisaje impresionante, quizás único en el Caribe, que se hace más fascinante cuando la carretera llega a orillas del mar y comienza el pedraplén que enlaza a tierra firme con las cayerías de los Jardines de Rey, nombrado así en 1514 en homenaje al monarca español Fernando El Católico. También a través de este moderno viaducto se conecta con Cayo Guillermo y Cayo Paredón Grande.

El verdor continúa a los lados del pedraplén (carretera construida sobre el mar) como respondiendo a un modelo sostenible acorde con el medio ambiente, en una obra realmente interesante.

A pocos metros de la costa anuncia la entrada a todo ese paraíso del norte de Ciego de Ávila de belleza natural, frente a las aguas del Atlántico, una gran corona de hormigón: la corona del Rey de los archipiélagos cubanos. Todo es belleza en esta ínsula. A la altura de las costas de la ciudad de Morón, de occidente hacia oriente, los cayos van aumentando de tamaño.


bellos diseños en las construcciones
Bello diseño en las edificaciones
Jardines del Rey
hotel melia cayo coco
Hotel Meliá Cayo Coco
Jardines del Rey

En lugar de restar, las construcciones le han dado más vida a las cayerías, porque alrededor de las edificaciones han crecido bosques tropicales, que rodean, entre otras instalaciones de la industria del ocio, el Hotel Meliá Cayo Coco, de categoría 4 estrellas, cimentado en uno de los sitios más fascinantes de los Jardines del Rey, cayo que debe su nombre al ave conocida por Ibis Blanco.  La belleza de la exuberante vegetación se complementa con las fascinantes playas de finísima arena blanca y atractivas barreras coralinas.

Idanis Pedroso Borrero confirma en una investigación que en toda esta esplendida zona existe una vegetación propia de este tipo de ecosistema, adaptada a soportar las condiciones de fuerte sol, suelo escaso de componentes orgánicos y con alto contenido de sales. «Es de destacar la presencia de diferentes tipos de bosques, los que en su totalidad llegan a ocupar el 60 por ciento del área de los cayos. La gran variedad de habitats existentes condiciona una amplia diversidad de la flora y la fauna,  que alberga un alto nivel de endemismo, lo cual coloca a la zona entre las más ricas en biodiversidad de Cuba y el Caribe. ».


pesca en cayo coco
Pesca deportiva en Cayo Coco
Jardines del Rey
playa en cayo coco
Bella playa en Cayo Coco
Jardines del Rey

Autor: Lazaro David Najarro Pujol - Octubre 6, 2010