Breve historia de La Habana, principal destino turístico cubano.

capitolio de la habana
Capitolio de La Habana

La Habana, que el 16 de noviembre festejó su 489 cumpleaños, figura entre las siete primeras villas fundadas en Cuba por el Adelantado Diego Velázquez a principios del siglo XVI, es la capital del país y la mayor entre las ciudades de Las Antillas, lo que unido a su proverbial belleza y encanto la convierten en uno de los principales atractivos turísticos del Caribe, y el principal de la isla.

A pesar de haber sido fundada en 1519, no fue hasta el 20 de diciembre del año 1592, que Felipe II confiere a La Habana el título de ciudad, veintinueve años después de que el gobernador de Cuba trasladara a ella su residencia oficial desde Santiago de Cuba, sede hasta entonces del gobierno de la isla.


artesania en la rampa
Artesanía en La Habana

Hay que añadir que el 30 de noviembre de 1665, la reina Doña Mariana de Austria, viuda de Felipe IV, le ratifica “el escudo antiguo de Cuba, que tenía como símbolos heráldicos los tres primeros castillos de la ciudad: el de la Real Fuerza, el de los Tres Santos Reyes del Morro y el de San Salvador de la Punta, como tres torres de plata sobre campo azul. Además, una llave de oro que simbolizaba el título de Llave del Nuevo Mundo, concedido desde antiguo a la ciudad.”


avenida de los presidentes
Ave de los Presidentes

La villa se fortifica durante el siglo XVII por mandato de los reyes que la suscriben como "Llave del Nuevo Mundo y antemural de las Indias Occidentales". La demarcación se erige con las maderas, el material más abundante de la isla.

También estuvieron presentes entre los siglos XVI y XVII las construcciones de las defensas militares que convierten a la urbe en la mejor defendida del Nuevo Mundo, al igual que edificaciones monumentales civiles y religiosas.

Entre esos inmuebles se pueden mencionar el convento de San Agustín, el castillo de El Morro, la ermita del Humilladero, la fuente de la Dorotea de la Luna en La Chorrera, la iglesia del Santo Ángel Custodio, el hospital de San Lázaro, el monasterio de Santa Teresa y el convento de San Felipe Neri. Corría el año 1728 cuando se funda la Real y Pontificia Universidad de San Jerónimo en el convento de San Juan de Letrán.


hotel habana libre
Hotel Habana Libre

Una de las obras significativas de ciudad es el faro situado en la fortaleza de El Morro, cuya construcción data del siglo XVIII. El faro, a la entrada de la bahía funciona con las ópticas de procedencia francesa, que fueron instaladas al cuando se ejecutó el Castillo, incluyendo los mecanismos originales de contrapeso y palancas para su operación. Solo el sistema de iluminación (actualmente eléctrico), es el único cambio importante realizado a esta obra.

La urbe continuó su desarrollo y en 1837 se inaugura el primer tramo de ferrocarril, de 51 kilómetros entre La Habana y Güines, con lo que Cuba se convierte en el quinto país del mundo en contar con ferrocarril, el cual propició, en 1850 un crecimiento de las industrias azucarera y tabacalera, entre otras.

En el propio siglo XIX ejecutan disímiles y centros culturales, como el Teatro Tacón, uno de los más lujosos del mundo, el Liceo Artístico y Literario y el Teatro Coliseo.

El país se ve envuelto en tres guerras de independencias protagonizadas por los patriotas cubanos que culminaron a finales del siglo XIX, cuando el acorazado estadounidense Maine se hunde misteriosamente en el puerto de La Habana a consecuencia de una explosión, lo que sirvió como pretexto para que los Estados Unidos entrara en guerra con España y posteriormente ocupara la isla hasta el 20 de Mayo de 1902.

monumento presidente alfaro
Monumento al Presidente
E. Alfaro

En la etapa republicana (1902-1958) se construyeron numerosos edificios, especialmente en la década de los años 30’, y se realizaron importantes desarrollos urbanísticos, especialmente hacia la parte oeste de la ciudad. También se ejecutaron suntuosos hoteles, casinos y esplendidos clubes nocturnos, que convirtieron la ciudad en la década de los 50’ en la capital del juego de la región, historia que terminaría a principios de 1959 con el triunfo de la Revolución Cubana. Ejemplos de estas construcciones que hoy día aún se pueden admirar son los hoteles Habana Libre, Riviera, Capri y el Hotel Nacional de Cuba.

A partir del año 1959, el desarrollo urbanístico de la ciudad se trasladó principalmente hacia la parte este de la ciudad, hacia los barrios de La Habana del Este, Alamar y otros.

El centro histórico de la capital de la mayor de las Antillas fue declarado Monumento Nacional por el Gobierno Cubano en 1976 y Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO, en 1982.


habana del este
La Habana del Este

Como consecuencia de una intensa labor de restauración La Habana conserva sus emblemáticas construcciones, fruto del empeño del historiador de la ciudad Eusebio Leal, y hoy día el centro colonial (La Habana Vieja) es el principal atractivo de la ciudad, entre los muchos que posee.

La Habana continúa luciendo gallarda el Castillo de los Tres Reyes del Morro y el Templete, la Catedral de La Habana y el Castillo de la Real Fuerza con su Giraldilla hecha entre 1630 y 1634.

Debido a ese esmerado trabajo de restauración hoy la Habana nos seduce con su esplendor de vieja villa colonial de calles adoquinadas. Pero la ciudad prosiguió su crecimiento urbanístico en los siglos posteriores y aún continúa su proceso de transformación un tanto paralizado en los duros inicios de la Crisis económica de la Isla, conocida como Periodo Especial.


Autor: Lazaro David Najarro Pujol - Diciembre 10, 2008