Museo del Ron, un entorno cultural de La Habana Vieja.

museo del ron, la habana
Museo del Ron
La Habana Vieja

El Museo del Ron de La Habana Vieja, una reconstrucción de todas las etapas de la vida del ron, desde el cañaveral y hasta el paladar, es uno de los sitios más visitados de la capital de la Isla, fundamentalmente por turistas de Alemania, Francia, Inglaterra, Canadá, España, Italia, Portugal, Holanda, Rusia, Polonia, Noruega, Panamá, República Checa y Grecia. Un promedio 500 personas lo recorren cada día.

Guías especializados les mostrará en inglés, español, francés, italiano o alemán, todo el proceso de elaboración del famoso Havana Club, incluyendo el cultivo de la caña de azúcar, por lo que constituye una de las principales atracciones turísticas del occidente del país. Forma parte del complejo turístico Havana Club Internacional y Habaguanex.

La instalación, devenida complejo turístico-cultural que abrió sus puertas el 31 de marzo de 2000, se encuentra ubicada en una mansión colonial del siglo XVIII (perteneció al Conde de La Mortera hasta 1959), en la calle San Pedro número 262, esquina a Sol, en la Avenida del Puerto, y dedicado a mostrar al viajero los métodos para preparar el ron y su historia.

La guía Lilia Manresa, una conocedora del proceso de elaboración del ron, explicó que el museo cuenta con un taller de tonelería, donde se arman los barriles de roble blanco (180 litros de capacidad), la galería de la caña, con los trapiches utilizados en el periodo colonial, y una pequeña locomotora de 1902 .


museo del ron, fachada
Museo del Ron, fachada
La Habana Vieja

En un recorrido de menos de una hora podrá apreciar asimismo una maqueta que reproduce en detalle un central azucarero de 1930: La Esperanza, con un tren en marcha. Los guías les explicarán también el proceso de elaboración del ron, acompañado de olores, y sonidos propios de la fermentación y conversión de uno de los mejores rones del mundo.

Visitar el museo viviente del ron Havana Club es como retornar a la infancia para recibir los encantos de todo el movimiento de un central azucarero en miniatura y trenes de transporte puesto en marcha y los sonidos de la fábrica y de un imaginario horno.

Los degustadores del Havana Club tendrán la posibilidad de catar el sabor inigualable del más genuino e indisolublemente de los rones de la isla, uno de los productos más ligados a la cultura cubana, avalado por importantes premios internacionales.

Aunque Lilia Manresa es de las personas que no toman ron, el visitante quedará convencido, a través de la explicación que ofrece la joven, del proceso de elaboración de la bebida cubana: la fermentación, filtración, añejamiento y las mezclas .


museo del ron, la habana
Museo del Ron, interior
La Habana Vieja

En el propio local el visitante dispondrá de un bar-restaurante con refrescantes cócteles y deliciosos platos de la cocina cubana, mientras que los amantes de las artes plásticas podrán apreciar obras de connotados artistas que exponen sus lienzos.

El especialista Osvaldo Bernal señaló que es propósito de la institución ilustrar la vinculación de la marca Havana Club con la cultura cubana, y sus relaciones con la historia, la economía. Se enseña a preparar cócteles, como Mojito, Cubalibre u otro trago. Tendrá la posibilidad, quizás única, de disfrutar del cóctel típico del museo: el Guarabana, consistente en la mezcla del ron Havana Club Añejo Blanco, jugo de caña de azúcar y zumo de naranja tropical.

Además cuenta con una tienda en la que podrá adquirir toda la gama de rones de Havana Club y diversos souvenires de esa marca, como gorras, pulóveres, vasos, removedores y fosforeras, y un amplio surtido de puros Habanos.

El Museo del Ron, forma parte del entorno cultural de La Habana Vieja, segmento declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.


Autor: Lazaro David Najarro Pujol - Marzo 17, 2010