Sancti Spíritus: hospitalidad y oferta cada vez más competitiva como destino turístico.

arquitectura de sancti spiritus
La arquitectura es un
atractivo en Sancti Spiritus.

Con hospitalidad y una oferta cada vez más competitiva, el destino turístico de la ciudad de Sancti Spíritus se dispone incrementar la presencia de vacacionistas foráneos en el polo, que también se extienden a Trinidad.

A la industria del ocio en la provincia espirituana están vinculados más de 2 500 trabajadores, quienes desde la finalizada temporada ciclónica vienen laborando en la recuperación, remodelación y ampliación de la red hotelera y las diversas instalaciones de la infraestructura del sector, las cuales acogen en estos momentos un nivel de turistas acorde con los pronósticos.


boulevard peatonal
Boulevard peatonal
Sancti Spiritus.

La ciudad de Sancti Spíritus, a 350 kilómetros al Este de La Habana, es la cuarta de las siete primeras villas fundadas por el Adelantado Diego Velázquez en 1514, (entre los meses de abril y mayo), lo que constituye un elemento más por el interés que despierta entre los excursionistas extranjeros.

Los principales mercados emisores de turistas hacia esta urbe proceden de Canadá, Italia, España y Francia, la cual cuenta en la rama uno de los pilares en la reanimación de la economía nacional. Entre sus atractivos está el centro histórico de la villa, donde señorean más de mil instalaciones de valor arquitectónico en la que coinciden distintos estilos constructivos: reminiscencias del barroco español, regional y el neoclásico.

Además muchas de ellas erigidas entre los siglos XVII y XIX. Se distingue el Teatro Principal (1839) y la Parroquial Mayor, finalizada su construcción en 1680 después de 60 años de trabajo.


calle empedrada
Calle empedrada
Sancti Spiritus.

Mucho curiosidad despiertan sus calles estrechas y algunas empedradas como la calle Llano, que finaliza a orillas del río Yayabo, con sus modestas casas de estilo colonial que han resistido el paso del tiempo, con amplios patios interiores en los que la luz y colorido de los vitrales y una aureola de antigüedad le dan un toque distintivo.

Pero no faltan tampoco algunas casas opulentas, en las calles Manuelico Díaz y Céspedes, fabricadas en la época de bonanza de los propietarios azucareros.


iglesia de jesus
Iglesia de Jesús
actualmente en reconstrucción.

A no más de 500 metros del Centro Histórico, está el puente sobre el río Yayabo (Monumento Nacional y único de su tipo que sobrevive en el país). Esa obra ingeniera fue construido en el año 1825. Es una sólida estructura de cal, arena, y ladrillos, de cinco arcos. El 10 de octubre de 1978, el centro histórico de Sancti Spíritus o Espíritu Santo fue declarado Monumento Nacional.

El 4 de junio es un día especial para los habitantes de la comarca ya que festejan el aniversario de la constitución de la comarca el 4 de junio, por ser la fecha en que fray Bartolomé de las Casas se opuso, en la Pascua de Pentecostés (Sermón del Arrepentimiento), a las injusticias que los colonizadores cometían contra los indios.


meson del plaza
Mesón del Plaza
Sancti Spiritus.

Una de las opciones de los turistas que visitan la otrora villa de Sancti Spíritus son sus montañas, especialmente la Sierra del Escambray, al sur de la ciudad o el macizo de Guamuhaya, considerado como uno de los sistemas montañosos más importantes del país, por su rica fauna, y su extensa zona boscosa, protegidos en el Parque Nacional Pico de Potrerillo, el cual se eleva a 931 metros sobre el nivel del mar.

De igual manera es interesante una excursión al pico San Juan, de 1,140 metros de altura. La demarcación es fertilizada por las aguas de diversos ríos que desembocan en el Caribe, entre ellos el propio Yayabo, el Zaza, el Agabama y el Jatibonico.


meson del plaza
Parque
Sancti Spiritus.

Desde los hoteles Rancho Hatuey, Encanto Del Rijo, el Zaza (en las afuera de la ciudad), Los Laureles, el Plaza, Hostal y el San José del Lago, se pueden organizar recorridos al macizo montañoso de la villa de Sancti Spiritus, a sus monumentales edificaciones, especialmente a Convención Evangélica Los Pinos Nuevos, a la Parroquial Mayor, a la Iglesia del Espíritu Santo, a la antigua Cárcel, a la Calle Bartolomé Maso y al Batey del Antiguo Central Narcisa, entre muchos otros sitios.

Una estancia en la villa del río Yayabo es muy reconfortable y mucho más si se dispone a continuar el viaje hacia las provincias orientales, después de un largo recorrido desde La Habana.


Autor: Lazaro David Najarro Pujol - Febrero 4, 2009