El sepulcro cubano más conocido en el Mundo.

mausoleo jose marti
Mausoleo a José Martí
Santiago de Cuba
mausoleo jose marti
Mausoleo a José Martí
Santiago de Cuba

Arropado por los nobles ideales de millones de cubanos hoy el sepulcro más famoso de esta Isla lo constituye el levantado al Héroe Nacional José Martí, cuya obra sigue siendo de un atractivo extremo.

Ubicado en el cementerio Santa Ifigenia, en la oriental ciudad de Santiago de Cuba, mide 22,5 metros de alto y cobija los restos de un habanero que mucho hizo por los cubanos como por el resto de los hijos de Latinoamérica, así se expresa en su Mausoleo.

En estos momentos, tres soldados del servicio militar activo de este país realizan cada media hora un cambio de guardia en la entrada del mausoleo, en impecable uniforme de verde oliva y con fusil SKS, que sustituyen en las noches por armas cortas.


mausoleo jose marti, cambio de guardia
Mausoleo a José Martí, cambio de guardia
Santiago de Cuba

Esos muchachos deben medir no más de 1,75 metros, pues aquellas personas, como dignatarios o celebridades que logran acceder al recinto central deben inclinar la cabeza para poder traspasar la entrada, como homenaje obligado al Apóstol de Cuba.

La edificación lleva un pasillo de lajas de acuerdo con un pensamiento de Martí (De piedras sin pulir han de ser los caminos que llevan a honrar a los hombres de la historia).

Sus restos están en una urna de bronce, dentro también aparece un cofre del mismo material con la osamenta, y es de forma pentagonal pues de esta manera descansa sobre una estrella.

Esta forma cumple una referencia a su obra teatral Abdala, cuando dice “Madre, deme la estrella, la estrella que ilumina y mata”, en alusión a la libertad.


mausoleo jose marti, guardia de honor
Mausoleo a José Martí, guardia de honor
Santiago de Cuba
urna con restos de jose marti
Mausoleo a José Martí, urna con sus restos
Santiago de Cuba

La parte superior del monumento es un lucernario que permite siempre que salga el sol un rayo de luz encima de sus restos, para cumplir con otro de sus versos: “no me pongan al oscuro a morir como un traidor, yo soy bueno y como bueno moriré de cara al sol”.

La tumba está rodeada de escudos que representan repúblicas independientes de América para satisfacer su sentimiento latinoamericanista. Allí hay escudos y tierra de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Cuba, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Republica Dominicana, Uruguay y Venezuela. Solo faltan Canadá, Jamaica y Puerto Rico, los dos primeros pertenecientes a la Commonwealth y el último estado asociado de los Estados Unidos.

Otro de los pensamientos martianos que inspiró a los constructores fue “Yo quiero cuando me muera, sin patria pero sin amo, tener en mi loza un ramo de flores y una bandera”, y de igual manera cubre su tumba la enseña nacional y al frente siempre hay rosas frescas.


Autor: Roberto F. Campos y Delegación del MINTUR, Santiago de Cuba, Marzo 14, 2012