hicuba.com
  Teléfono 53 7 2048244
  Este sitio web utiliza cookies

Menu

Destinos de turismo, hoteles, cultura y otros variados temas sobre Cuba

  • 0 Hotel Nacional de Cuba, la joya de la hostelería cubana

    0.00 de 0 votos

    El Hotel Nacional de Cuba es una de las grandes joyas dentro de la hostelería nacional. Se erigió a principios de los años 30 inspirándose en el diseño del Hotel Breakers de Palm Beach en Florida. El resultado es un espléndido edificio que mezcla el Art Déco y el Neoclásico ecléctico típico de La Habana. Su vestíbulo morisco subraya su aire colonial e histórico. Si La Habana parece el escenario de una película de Stanley Donen, con sus elegantes coches y el lujo decadente de sus fachadas, el Hotel Nacional de Cuba atraviesa las puertas del tiempo para entrar de lleno en la época dorada de Hollywood y los años 50. Su emplazamiento histórico es incluso anterior, puesto que se levantó sobre la antigua Batería de Santa Clara en la zona del Monte Vedado; denominado así porque se impedía el acceso a la playa para utilizarse como fortín ante los ataques corsarios. Aún puede visitarse la cueva Taganana en sus jardines. Esta batería, junto a La Habana Vieja, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1982. La visita guiada por la batería de defensa y el hotel, es abierta y gratuita. El bar del jardín es un idílico edén frente al Malecón donde sin perder la esencia del descanso, se puede respirar el aire del trópico, saludado por el leve movimiento de las palmeras que parecen abanicar al visitante. Un lugar idóneo donde escuchar el son cubano en directo, bajo los arcos de piedra en confortables sillones de mimbre, y donde se respira el olor a salitre del mar perfumando así el ambiente, o de día, con la deslumbrante luz de la ciudad. Las estrellas que adornan esta instalación, no son solo las que muestran su categoría sino las fotografías de sus huéspedes más ilustres, entre los que encontramos al Star System de Hollywood: Fred Astaire, Errol Flynn, Johnny Weismuller que inauguró su piscina, Buster Keaton, Ava Gardner, Frank Sinatra, Spencer Tracy, Rita Hayworth, John Wayne, entre otros famosos. Todos ellos aparecen retratados en el bar adyacente al jardín, el Vista al Golfo, más conocido como Salón de la Fama. Políticos como Winston Churchill, el ínclito Ernest Hemingway o músicos como Nat King Cole, entre muchos otros se alojaron aquí. El restaurante de lujo «Comedor de Aguiar» es uno de los más elegantes y exclusivos de los restaurantes de la capital. Ofrece lo mejor de la comida nacional e internacional, y una variada carta de vinos. El Restaurante buffet «La Veranda» cuenta, con platos típicos cubanos e internacionales en la exquisita oferta del servicio de mesa buffet, y exhibe parte de su menú en show cooking. Otro de sus increíbles restaurantes es el criollo «La Barraca», ubicado en los jardines del hotel, con una espectacular vista al mar y de la entrada de la bahía de La Habana, con una excelente carta de comida criolla cocinada al carbón y servida en vasijas de barro. A todas estas, la elegante instalación cuenta con la cafetería «El Rincón del Cine» abarcando una variada carta de comidas ligeras y snack, así como un rápido servicio a las habitaciones, durante las 24 horas del día. Y como parte de todo su glamour, está el área de la piscina, teniendo como característica sus limpias aguas, lo cual invita a relajarse desde las 10 a.m. hasta las 6:00 p.m. Se puede disfrutar del servicio de gastronomía ligera y una coctelería variada. Existen, además, refrescantes bares distribuidos en diversas áreas del edificio con una oferta de cocteles cubanos e internacionales. La Mafia también escribió sus páginas en la historia de este emblemático hotel Durante 1946 cuando el Hotel Nacional de Cuba acogió lo que se denominó la gran reunión de la mafia. El edificio cerró sus puertas bajo la apariencia de un concierto de Frank Sinatra, para albergar a las familias más famosas de la mafia estadounidense. Entre los presentes se encontraban Lucky Luciano, Meyer Lansky y Frank Costello. Posteriormente, el casino se reconvirtió en el Cabaret Parisién, inaugurado por Eartha Kitt. Se trata de una alternativa al Club Tropicana, más turístico, caro y kitsch. A pesar de que siempre ha estado en algunos aspectos, un escalón por debajo del mítico Cabaret Tropicana, hay ciertos valores que convierten al Parisién en una buena opción para pasar una noche divertida en La Habana. Su espectáculo es vibrante, intenso, con bailarines y músicos de primer nivel, y está inspirado por las raíces españolas y africanas que conforman la cultura cubana. La actuación dura 2 horas y cubre las bases del baile y la música autóctona de la isla, desde el bolero al danzón, pasando por la salsa y los ritmos afrocubanos. Sobre las 12 h de la noche, cuando acaba el espectáculo, el local se convierte en discoteca. Catalogado como Monumento Nacional de Cuba, tiene una vista maravillosa hacia buena parte de la capital, símbolo de la hospedería cubana de cinco estrellas, el Nacional es operado por el grupo hotelero Gran Caribe.

  • 0 Santuario Nacional de San Lázaro, lugar de visita obligada para muchos cubanos

    0.00 de 0 votos

    Parecería desde que se asomaba el ómnibus al lugar, que nos adentrábamos en uno de esos pueblos pertenecientes a las historias donde usualmente se desarrolla la escenografía, de las novelas del realismo mágico. Pero nada que ver con la fantasía, era tan real como todos los viajeros que estábamos allí, aunque la imaginación podía estar de juerga porque el misticismo imperante en El Rincón, así lo propiciaba. Y es que este pueblo pintoresco donde se reúnen todos aquellos peregrinos que van a pedirle al «viejo Lázaro» en la pequeña ermita que se encuentra a orillas del poblado.  Porque precisamente allí, en el Santuario Nacional de San Lázaro encuentran la espiritualidad que buscan cada día los que visitan el templo. Se encuentra localizado muy próximo al poblado de Santiago de las Vegas, en el municipio Boyeros en La Habana. El Santuario o Iglesia de San Lázaro en El Rincón, es un lugar muy conocido por los nacionales. Al mismo llegan cubanos de diversas generaciones, especialmente acompañados por los niños de las familias que allí confluyen para junto a sus padres, hacer una petición o agradecer por una promesa hecha. San Lázaro es famoso, muy querido y reverenciado por los cubanos por atribuírsele milagros, curación de enfermedades graves o incurables y su ayuda ante cualquier problema en la vida, cuando se le pide o se realiza una promesa ante él, cualquiera que sea. Es común ver cada 17 de diciembre un elevado número de practicantes que acuden al templo religioso, debido a la creencia y fe en los milagros del santo, la devoción une a diversas personas que cada año convergen en un mismo espacio.  Esa es la fecha que según el calendario católico corresponde a este santo. Ese día y los que lo rodean, decenas de miles de personas acuden usando transportes de todo tipo, incluyendo muchos que lo hacen caminado y algunos con promesas aún más penosas físicamente. Desde la noche anterior a esta fecha escogida para hacerle la devoción al «viejo Lázaro» (deidad sincrética del panteón yoruba idealizado como un viejo con muletas acompañado por perros que lamen sus llagas de leproso. El santo tiene fama de milagroso y ese día en las celebraciones que se le consagran, que incluye procesiones, altares con ofrendas de dulces, prendas y promesas, velas y oraciones de agradecimiento por su intervención en estos asuntos mundanos), se inicia la peregrinación desde pueblos distantes hasta terminar la procesión en la casa de San Lázaro. Ya se ha convertido en una práctica enraizada en la cultura popular, y trasciende creencias y religiones. Durante todo el año devotos o no, asisten a uno de los sitios más paradigmáticos de la geografía cubana, al igual que la iglesia del Cobre, en Santiago de Cuba. En su parte posterior hay un moderno hospital que trata enfermedades de la piel, herencia del antiguo Real Hospital o Leprosorio de San Lázaro. Posee al lado una fuente bendecida por la deidad. Su agua es llevada por los creyentes como un tesoro inapreciable. Es un lugar hermoso, limpio y muy bien conservado. En el interior de la iglesia existen varios altares o capillas con imágenes de los santos más venerados por los cubanos, como la Caridad del Cobre, la Inmaculada, la Virgen de Regla, Santa Bárbara y otros. En la capilla de la izquierda, en la parte central de la iglesia, se halla el San Lázaro Milagroso. Esta es la imagen más antigua y venerada del templo. Frente a ella se depositan flores, dinero, se encienden velas y se hacen todo tipo de peticiones al santo. Cuando se trata de casos o peticiones difíciles, se hacen promesas que se deben cumplir a toda costa. Curiosidad sobre el Santuario: fue visitado por el Papa Juan Pablo II durante su visita a Cuba en 1998. El color morado es el que sobresale en prendas, ramos de flores y velas. Las estatuillas del santo se multiplicaban cada 17 de diciembre, según su tamaño eran llevadas en franco abrazo, a cuesta o sobre altares móviles. Otros, más devotos o agradecidos, protagonizaban verdaderos actos de autoflagelación al transitar todo el camino pavimentado de rodillas, a rastra e incluso encadenados a bloques y piedras. «La magnitud del sacrificio depende de la grandeza del milagro solicitado» según cuentan los pobladores del lugar.

  • 0 Posibles excursiones durante un crucero por el Caribe - Las Antillas

    • Turismo
    • por Danilo Renzi
    • 13-10-2018
    0.00 de 0 votos

    Posibles excursiones durante un crucero por el Caribe-Antillas En el Mar Caribe, las Antillas Occidentales son un gran archipiélago que, en forma de arco y 3.500 km de longitud, está compuesto por las islas de las Antillas Menores y las Antillas Mayores. Navegar por el Caribe y las Antillas te permite descubrir la belleza de esta zona del mundo con maravillosas playas y una naturaleza salvaje. Principales navieras con las que disfrutar un crucero por el Caribe- Antillas La mejor época para realizar un crucero por el Caribe y las Antillas es durante la estación seca, entre diciembre y mayo. MSC Cruceros y Costa Cruceros te llevan a algunos de los destinos más populares del Caribe. A bordo del barco Costa Favolosa con cruceros.es por ejemplo, tendrás la posibilidad de realizar hermosas travesías por el Caribe. Desde Fort-de-France, visita Pointe-à-Pitre, Tobago, Saint George, Barbados y Santa Lucía. Con una capacidad para 3.470 pasajeros, el barco Costa Mágica es perfecto para un crucero en familia, gracias a su Squok Club y los Teen's Zone Club para niños y adolescentes. Desde 1.987, MSC Cruceros, una de las mayores compañías navieras de Europa, también ha propuesto algunos destinos en el Caribe. Los 12 barcos que componen su flota pueden acomodar entre 1.554 y 3.500 pasajeros. El novedoso barco MSC Seaside es uno de sus barcos más bonitos. A bordo del MSC Seaside, durante un crucero por el Caribe-Antillas, tendrás la oportunidad de conocer lugares como Nassau, San Juan o Philipsburg. Embarcando en el MSC Fantasia visitarás, en unos diez días, Pointe-a-Pitre, Catries, Bridgetown, Granada o Fort de France. Lugares que puedes descubrir durante un crucero por el Caribe y Las Antillas Durante un crucero por el Caribe y Las Antillas, programa una escala en Philipsburg, al sur de la isla de San Martín, en las Antillas Menores. Los amantes del relax pueden visitar la playa de Orient Bay, una de las más bellas de San Martín y frecuentada por la jet-set. También está prevista una visita cultural al centro de la ciudad de Philipsburg, donde podrás recorrer el museo y conocer la historia de la isla. En este museo se muestran fotos antiguas y artesanías locales. Para conocer el archipiélago de Guadalupe, haz una escala en Pointe-à-Pitre, al oeste de la isla de Grande-Terre. Desde la capital, se pueden realizar diversas excursiones, destacando la que te lleva a visitar Carbet Falls. En la isla de Basse-Terre, concretamente en el Parque Nacional de Guadalupe, hay tres cascadas, la más alta de ellas fluye a 120 metros. Desde Pointe-à-Pitre, acércate también a Domaine de Séverin, una destilería famosa gracias a su ron blanco de 50°. Esta destilería conserva una antigua rueda de palas. San Juan, capital de la isla de Puerto Rico, en las Antillas Mayores, es otro de los puertos de escala más hermosos del Caribe. Al llegar a San Juan, deberías pasear por el centro histórico y admirar los coloridos edificios de la época colonial. En las afueras del Viejo San Juan, visita el Castillo San Felipe del Morro, una fortaleza del siglo XVI declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Este fuerte tiene paredes de más de 5 metros de espesor y, desde la parte alta de sus 6 pisos, ofrece una hermosa vista de San Juan. Un crucero por las Antillas Mayores, también te puede llevar a La Romana, en la parte oriental de República Dominicana. Cuando desembarques en La Romana, acércate al pueblo de Bayahibe para admirar sus hermosas playas y, después, disfruta de las excursiones a la Isla Saona, donde los entusiastas del buceo podrán nadar con tiburones, manatíes, delfines y ballenas.

  • 0 Iglesias y templos en Cuba, joyas arquitectónicas

    0.00 de 0 votos

    Cuba es un país donde hay tradiciones arraigadas que realzan la belleza extraordinaria de la isla, con sus aromas y esencia. Sin dudas, la disimilitud arquitectónica de sus Iglesias conforma el encanto de este territorio caribeño, predominando el estilo europeo que nos legaran nuestros antecesores. La particularidad de esta nación, se traduce en su cultura-identidad, ritmos y la autenticidad de su gente; pero también en su historia. Una historia acompañada de un laboratorio arquitectónico donde la diversidad de estilos muestra lo que fuimos, lo que somos, y es reflejo de nuestro criollismo. Existen muchas iglesias y templos en el país que conserva en su concepción de estilos, la memoria de la época colonial y poseen elementos tipológicos de esos siglos, rasgo que las convierte en elocuentes testigos del tiempo. Elementos que han despertado la curiosidad de muchos turistas por conocer el patrimonio arquitectónico, que aseguran el largo proceso de transculturación y mestizaje de este pueblo. Una de las principales construcciones de la Cuba colonial, fueron las iglesias, conventos y ermitas establecidas en las primeras villas por la llegada de órdenes religiosas, como los dominicos y franciscanos. Con el paso de los años, la cultura popular tradicional de Cuba aprehendió las más diversas prácticas religiosas, expresadas tanto en documentos de fuerza legal como en la existencia de disímiles instituciones y organizaciones. Esto impulsó la solidificación de nuevos templos, iglesias y casas museos de indeleble valor histórico y patrimonial. Con más de 500 años, la ciudad de Sancti Spíritus, conserva entre sus edificaciones más importantes el templo en funciones más antiguo de Cuba. Su construcción demoró 60 años. La obra, terminada en 1680 con el nombre de Iglesia Parroquial Mayor, constituye además el edificio más antiguo fechado en la Villa del Espíritu Santo. Sus valores arquitectónicos y culturales le hicieron merecer la condición de Monumento Nacional en 1978, destacándolo como una manifestación criolla de la arquitectura morisca. Entre el siglo XVII de una arquitectura popular de profunda raíz mudéjar y el siglo XIX de elegante neoclasicismo, surgió en el siglo XVIII una arquitectura de definido estilo barroco, materializado en notables exponentes religiosos como la Catedral de La Habana, una de las iglesias más conocida y admirada de toda Cuba. La Catedral de La Habana está ubicada en la calle San Ignacio, nombrada así por el santo al que estuvo consagrada la iglesia. Rodeada de significativos lugares como el restaurante El Patio, el Museo de Arte Colonial y la Bodeguita del Medio. Otro ejemplo es la Iglesia-convento de San Francisco de Asís, también ubicada en la capital. Posee la curiosidad de ser una iglesia excomulgada a causa de que los colonizadores ingleses en 1762 la escogieran para practicar su religión. Luego de ser recuperada por los españoles, el obispo la declarada como profanada y nunca volvería a ser templo católico. En su interior se halla el principal Museo de Arte Religioso del país con importantes piezas de plata, objetos litúrgicos, pinturas de igual tema, entre otras sorprendentes colecciones. Con el paso de los años, la cultura popular tradicional de Cuba aprehendió las más diversas prácticas religiosas, expresadas tanto en documentos de fuerza legal como en la existencia de disímiles instituciones y organizaciones. Esto impulsó la solidificación de nuevos templos, iglesias y casas museos de indeleble valor histórico y patrimonial. La iglesia del Santo Ángel Custodio se localiza en la Loma del Ángel, lugar de especial significación para los cubanos. Justo en ese lugar fue bautizado José Martí, el Héroe Nacional de Cuba. En este propio escenario se desarrolló parte de la trama de Cecilia Valdés, una reconocida novela cubana sobre los avatares de una hermosa mulata habanera. La actual construcción sustituyó a la original que fue destruida por el paso de un ciclón. Además de la preservación de edificaciones como el convento de Santa Clara, la Iglesia de San Francisco de Paula o la de San Ramón del Real y Militar Orden de Nuestra Señora de la Merced, nacieron reconocidas iglesias católicas entre las que se encuentran la consagrada a la Virgen de la Caridad del Cobre. En la cima de una pequeña elevación, situada en un valle rodeado de las montañas de la Sierra Maestra, a pocos kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba se encuentra la iglesia más famosa de Cuba, a la que acuden constantemente peregrinos, fieles y personas de todo el país. Como muestra del amplio universo religioso que caracteriza al país existen las Sinagogas de la comunidad hebrea; las iglesias ofrecidas a la Ortodoxia, los templos de los protestantes y los santuarios dedicados a la religión afrocubana. La identidad cubana está perneada por lo diverso y su arquitectura religiosa es prueba irrefutable de ello. Con todos estos elementos, sólo queda visitar estas emblemáticas edificaciones para sumergirse en un viaje hacia el conocimiento.

  • 0 Una apuesta por los hoteles de lujo en Cuba

    0.00 de 0 votos

    Cuba se ha convertido recientemente en una apuesta para la construcción de hoteles de lujo. Cadenas consagradas dentro del mundo de la hostelería a nivel internacional, han apostado por este destino singular en «las Américas» debido al interés que despierta en viajeros de todo el mundo, teniendo en cuenta algunos puntos de convergencia como la gastronomía, el entretenimiento y la cultura de un lugar, que hacen única la experiencia de los visitantes. Por estos motivos además la seguridad de nuestro turismo entre otros aspectos, compañías como el grupo de origen alemán Kempinski, primera cadena hotelera de lujo en Europa, inauguró su más reciente inmueble nada menos que en este país, con el Gran Hotel Manzana Kempinski en mayo del 2017. Único de este consorcio en el continente americano y Cuba, fue la elegida para su creación. También para la empresa multinacional española Iberostar, la mayor de las antillas resultó ser es un fuerte atractivo, tanto es así, que este 10 de septiembre abrirá sus puertas el segundo hotel de lujo en la isla, el Iberostar Grand Packard. Y, por último, pero no por eso menos importante, tenemos a reconocida empresa francesa en el mercado hostelero Accor, con la construcción del Hotel Prado y Malecón prevista su inauguración en 2019. Todas estas corporaciones han trabajado de conjunto con el grupo cubano Gaviota, para unirse con la apertura de los nuevos hoteles plus, a los festejos por el 500 aniversario de La Habana. El Gran Hotel Manzana Kempinski de La Habana quedó inaugurado oficialmente el 22 de mayo del año pasado. Esta es la primera instalación turística de lujo cinco estrellas plus de Cuba, que nos convida al disfrute de una hospitalidad de lujo redefinida en el corazón de la Habana Vieja. Cuenta con 246 habitaciones, 172 son estándar y el 29 por ciento de tipo suite y junior suite. Todas con la característica común de tranquilas y relajadas, lista para el disfrute de una ciudad que se embellece, aún más, ante la mirada de los viajeros. Ubicado en la zona con mayor valor patrimonial de la capital, el inmueble de seis pisos es verdaderamente una belleza, con muchas bondades. El hotel ofrece vistas espectaculares de La Habana Vieja, considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y un destino para visitar todo el año. Dentro de sus atractivos ofrece servicios de restaurante y bar panorámicos que ofrecen una variedad gastronómica y un ambiente ideal. Los niveles tres, cuatro y cinco están destinados a dormitorios, y en el sexto exhibe la piscina, un bar, cafetería, cuatro salas de negocios y un restaurante panorámico con capacidad para 104 clientes. La última planta del Manzana cuenta, además, con un gimnasio desde el que se esta parte de la ciudad, y un Spa en el piso superior, con servicios de belleza, taquillas con duchas, baños y casilleros, y salones donde se ofrecen masaje y acupuntura. El Iberostar Grand Packard, segundo hotel de lujo con categoría cinco estrellas plus en el territorio nacional. Está enclavado en un área privilegiada del Paseo del Prado, frente a la entrada a la bahía de La Habana. Cuenta con 320 habitaciones, cercano a edificios icónicos de la capital cubana como los palacios Velasco y Bacardí y con fácil acceso a los atractivos de la parte más antigua de La Habana. La nueva instalación ofrece habitaciones estándar, minisuites, junior suites, suites y una suite presidencial, así como las situadas en la zona Star Prestige; un área diferenciada con servicios especiales. El Iberostar Grand Packard ofrece servicios de alto estándar como carta de almohadas y cocina gourmet. Cuenta con concierge, consulta médica y lavandería. Los atractivos de la nueva instalación incluyen varias tiendas, un patio central climatizado con techo de cristal, Spa, jacuzzi, piscina para 130 personas en el sexto nivel, salas de reuniones, sala de fitness, cigar lounge y una terraza superior que permite extraordinarias vistas de la entrada a la bahía y el Centro Histórico de La Habana. Y para concluir estas recientes adquisiciones arquitectónicas, contaremos el próximo año con el Hotel de Prado y Malecón, que simulará una refinada embarcación, dando con ello la bienvenida al visitante a la entrada de la bahía habanera. La edificación tendrá 250 habitaciones. Se podrá apreciar la «proa del barco» de 36 metros de altura, que regalará vistas privilegiadas al malecón, al Castillo de los Tres Reyes del Morro y a la fortaleza de San Salvador de la Punta. En los bajos de la instalación habrá un corredor con galerías, un cigar bar y una tienda, por donde podrán transitar quienes frecuenten la concurrida zona, al tiempo que la piscina se hallará al costado derecho del edificio, frente al malecón. También tendrá un parqueo semisoterrado con capacidad para 59 vehículos ligeros y 10 motocicletas, y una compuerta hermética que evitará la entrada de agua en caso de intensas lluvias o penetraciones del mar. Son tres piezas exclusivas y de lujo que tendrá Cuba para un turismo refinado, y de alta calidad, que elige al país como sitio de interés.

  • 0 Siete trucos sobre Cuba que usted no conocía y que lo ayudarán bastante

    0.00 de 0 votos

    En este artículo encontrará algunos tips útiles no sólo para gastar menos dinero en su próximo viaje a Cuba, sino también para hacer las cosas de manera más inteligente y práctica, para facilitarse la vida. Este es el objetivo principal de este escrito. Si es la primera vez que usted va a Cuba, probablemente no podrá aplicar algunos de estos trucos, pero muchos le seguirán siendo útiles. Mi consejo es que se familiarice con el país y con el entorno, para luego considerar la manera de hacer mejor las cosas. Pero, antes de aprender a hacer mejor, hay primero que aprender a hacer. En todo caso espero que estos tips queden de su interés. Aquí están. 1. Puede hospedarse en un lugar céntrico sin gastar tanto dinero.Sí porque el centro no siempre es el centro, como en Europa, por ejemplo, donde el centro económico, político e histórico corresponde siempre al geográfico. En las ciudades del continente americano casi nunca esto ocurre y Cuba no es una excepción. En La Habana hay dos centros que no están en el centro, está el "centro" histórico que es La Habana Vieja y está El Vedado que es el "centro" moderno. En efecto, La Habana Vieja se encuentra en el noreste de la ciudad y el Vedado está en el centro-norte. La Habana Vieja es un municipio, mientras que El Vedado es sólo un barrio, que forma parte de un municipio más grande llamado Plaza de la Revolución, Plaza para ser breve. Si tomamos en consideración sólo los municipios más importantes para los turistas, es decir los que están más en el norte ¿Dónde está el verdadero centro geográfico de La Habana? ¡En Plaza! Con el término "Plaza", me refiero a aquellas zonas de este municipio que no pertenecen ni al Vedado ni a Nuevo Vedado (otro barrio de Plaza muy residencial). Obviamente Plaza no es tan importante como el Vedado, Nuevo Vedado o La Habana Vieja, pero sigue siendo un lugar céntrico e importante especialmente porque ¡Está cerca de todo! En efecto, Plaza equidista exactamente tanto de La Habana Vieja como del Vedado. Y esto lo hace un sitio ideal, porque se encontrará a una distancia igual de cualquier lugar de interés, al mismo tiempo sigue estando en el centro, podrá encontrar muchos lugares interesantes también en Plaza y, lo que es más importante aún, ¡El precio de las casas particulares es mucho menor con respecto a La Habana Vieja o al Vedado! Para profundizar, puede encontrar aquí una descripción completa de ese truco con todos los lugares que se pueden visitar en Plaza. 2. Para darle la vuelta a Cuba tiene alternativas más económicas que Viazul.Viazul es la opción turística oficial para hacer viajar por la Isla, pero en la Terminal de Ómnibus que se encuentra justo al lado de la Plaza de la Revolución, encontrará ómnibus muy similares llamados Astros, ellos van a todas las provincias de Cuba y son mucho más económicos que los que salen de Viazul. Además los Astros son los ómnibus donde viajan los cubanos y funcionan bastante bien contrariamente a lo que se cree. Si realmente desea conocer la verdadera Cuba, vivir y viajar con los cubanos, entonces debe escoger definitivamente la opción Astro. Tome cualquier taxi hasta la Terminal de Ómnibus, incluso le quedará más cerca que Viazul y además puede ir ahí hasta en un taxi colectivo, si lo toma desde la avenida G de El Vedado. Un taxi colectivo no es más que un coche clásico americano que transporta a varios pasajeros hacia un mismo destino y pide un pequeño monto (generalmente 10 cups) por persona. Además de esto, fuera de la terminal hay varios taxis colectivos que salen a provincias, por ejemplo los que van a Pinar del Río o a Matanzas piden 5 cuc por persona o 120 cup. Para otros destinos el precio puede variar, según la distancia. Viajando en taxi colectivo obtendrá dos cosas al mismo tiempo: primero un viaje más económico a Viñales (por ejemplo) y en segundo lugar una gira en coche clásico por un precio ridículo (¡Los coches clásicos turísticos piden 25 cuc por hora!). Esta opción es aún más indicada si usted viaja en un grupo, porque en todo caso viajarían juntos. Obviamente no estamos hablando de coches americanos nuevos de paquete y descapotables, pero ¡Si quiere pagar menos no puede tenerlo todo! Note que puede encontrar taxis colectivos también afuera de la estación de Viazul, pero no es lo mismo, son taxis generalmente más caros que tratarán de cobrarle la mayor cantidad que podrán porque ¡Están ahí precisamente para los turistas! Además no confunda entre Terminal de Ómnibus Nacionales y Terminal Viazul. Son lugares totalmente distintos, uno se encuentra en la Avenida Rancho Boyeros, en la esquina con 19 de Mayo, el otro se encuentra en la Avenida 26 y Avenida Zoológico. 3. Puede tener atención médica gratis si va a la urgencia.La atención médica en Cuba es gratuita para los cubanos o los residentes permanentes, pero es de pago para los extranjeros turistas, residentes temporales o cubanos que residen al exterior, como probablemente sabrá. Todos los que no son nacionales o permanentes deben ir a hospitales como el Cira García, el precio es probablemente menor respecto al de una clínica privada en Europa, pero una consulta de rutina puede costarle sobre los 25 cuc, mientras que en las consultas especializadas el precio es variable pero generalmente mayor. Y, finalmente, las consultas de seguimiento cuestan menos. Pero, lo que probablemente usted no sabía es que también puede recibir asistencia gratuita. ¿Cómo? Obviamente esto no va a funcionar si usted va a un médico de familia para una consulta general, pero funciona si va a la urgencia. En efecto, si le dice al médico que está sufriendo y siente dolor, usted será asistido en la mayoría de los casos. Si lo desea puede hacerle algún regalo al médico, que a veces será aceptado y a veces no. Observe que no se trata de un truco para timar al sistema médico cubano. Es sólo un tip para obtener por lo menos una receta, una inyección o un analgésico, si se siente mal, cosas ordinarias para las cuales no vale la pena ir al Cira García y pagar 25 CUC (más los medicamentos que en este caso tendrá que comprar en la farmacia internacional pagando en CUC). Yo lo he hecho durante años cuando no residía en Cuba. Claro en mi caso yo hablaba el español perfectamente y no parecía alguien que reside en el exterior, pero esta no es la cuestión, si usted no es como yo, igual puede tener atención gratuita, sólo basta con decir que tiene dolor y con seguridad le atenderán. 4. Con la tarjeta de crédito no necesita el seguro médico para viajar a Cuba.Este es otro truco referente a la salud, pero esta vez me refiero al seguro sanitario que, desde el primero de mayo del 2010, los turistas y los cubanos residentes al exterior deben tener obligatoriamente para viajar a Cuba. Los ciudadanos canadienses tienen suerte porque tienen un seguro médico de su gobierno que está reconocido en Cuba y que en Quebec llaman Carte Soleil (no estoy seguro de cómo este documento se llame familiarmente en el resto de Canadá). En todo caso, si usted reside en el exterior de Cuba y llega a Cuba sin seguro, tendrá que sacar uno con la agencia local Asistur y le costará 3 cuc diarios, pero es algo molesto sin considerar el precio que es bastante alto si lo compara con cualquier otra opción de seguro competitiva en el mercado (¡y digo competitiva porque algunas no lo son para nada!). Pero con este tip superará también esta dificultad con mayor elegancia. Muchas tarjetas de crédito incluyen un seguro de viaje o sanitario. Este seguro es generalmente aceptado en Cuba (¡Claro si su tarjeta no es americana!) y es perfectamente viable. La mayor parte de las personas no lo saben y, aun teniendo una tarjeta de crédito asegurada compran premios de seguro para ir a Cuba, ¡Algo que realmente no necesitan! Las tarjetas de crédito de Oro tienen todas seguro, pero puede añadir este servicio a cualquier tarjeta por un precio mucho menor respecto a un seguro independiente. Además, con esto se ahorra el trámite porque ya tiene el seguro, no debe ir a ningún lugar para sacarlo, no debe gastar un centavo, tampoco online. 5. Los restaurantes estatales turísticos son mucho mejores que los privados.Hay muchísimos buenos restaurantes en Cuba que no son tan caros como los mayores restaurantes privados de recién abertura. Algunas cadenas como Pizza Nova, el restaurante A Prado y Neptuno y la mayoría de los restaurantes en los hoteles (especialmente los de la cadena Meliá que recomiendo particularmente) son mucho mejores que muchos restaurantes particulares que son carísimos y no tienen nada que ver con el concepto original de Paladar, es decir un pequeño restaurante de gestión familiar que opera en una casa particular, generalmente menos costoso que un restaurante turístico calificado. Hoy en día los tiempos han cambiado y ya las cosas no son así, por lo general. No confíe completamente en restaurantes y comercios que han abierto después del 2011. Puede probarlos y ver si realmente le gustan en términos de precio y de servicio, pero en general, los restaurantes oficiales y los particulares de la vieja guardia (los que han abierto en los años '90), son superiores. Otra elección disponible hoy en día son las pequeñas cafeterías, que son generalmente restauranticos en CUP, generalmente los antiguos vendedores de cajitas, que venden platos simples y locales. No todas las cafeterías son buenas, usted debe experimentar antes de estar seguro de hacer una buena elección. La calidad de la comida y del servicio es generalmente baja, son lugares que no siempre tienen higiene y las bebidas no son naturales y contienen suficiente azúcar para volverlo diabético en dos semanas (claro el agua no existe en estos lugares). 6. Puede pagar en CUP en la mayoría de los lugares, pero no lo necesita.Como seguramente sabrá, en Cuba hay dos monedas, el CUC (Peso Cubano Convertible), similar al dólar y el CUP (Peso Cubano Nacional). Si usted cambia los CUP en CUC, la tasa de cambio es 25 a 1. Si cambia los CUC en CUP es 24 a 1. En algunos lugares 23/1. Esto pasa generalmente donde se cobra nativamente en CUP, excepto los mercados. No es cierto que los CUC son para turistas y los CUP para los cubanos. En Cuba, tanto los turistas como los cubanos pueden usar ambas monedas y la diferencia es dada sólo del lugar o del servicio que está pagando. Recién, Cuba ha comenzado a aceptar los CUP en la mayoría de las tiendas y de los lugares que son nativamente en CUC. Pero lo que probablemente usted no se ha dado cuenta es que en estos lugares es aún conveniente pagar en CUC, no por ser o no turista, sino porque si paga en CUP, con la tasa de cambio pierde un peso, es decir 5 centavos de dólar, por cada peso de cada transacción. Si por ejemplo compra algo que cuesta 100 CUC y lo paga en CUP, es como si le hubiera costado 105 CUC, es decir perdió 5$. Por tanto, aunque hoy pueda usar ambas monedas en la mayoría de los lugares que cobran en CUC, aún es aconsejable que en estos lugares se pague en CUC. 7. En Cuba, hay colas para todo pero puede evitar muchas.¿Lo sabía que Etecsa cierra a las 7 PM, que inmigración abre también por la tarde y que los bancos están abiertos los sábados cada 15 días? Estos son sólo algunos ejemplos. Quiere decir que tal vez usted puede ir a estos lugares por la tarde o el sábado y no encontrar casi a nadie haciendo cola (la mayoría de la gente en Cuba no está plenamente consciente de estos horarios, tienen la mentalidad de que todo se hace por la mañana temprano, es extraño pero cierto). El truco general es esto, si debe ir a alguna parte que puede comportar una cola, trate de investigar horarios o circunstancias donde el lugar sea poco frecuentado. Esto es bastante evidente, es cierto también en otros países, claro no pasa mucho, pero en Cuba pasa bastante a menudo. Conclusiones Cada vez que usted vaya a conocer un país, cada vez que está en un lugar o en alguna situación, piense siempre en todas las alternativas posibles, casi siempre existe más de una manera de hacer la misma cosa y muchas veces existe una manera mejor de hacerlo. El consejo general es este: cada vez que usted viaje, no sólo a Cuba, sino a cualquier otro destino, trate siempre de analizar su entorno profundamente y las varias opciones disponibles, busque, consulte, incluso antes de viajar. Se enterará de muchas cosas útiles. A veces hacer una elección depende de la experiencia o del conocimiento, otras veces es una cuestión de intuición. Pero cualesquiera que sea su ficha, analice bien la situación antes de jugarla, y a la hora de jugarla no tenga dudas.   Danilo Renzi

  • 0 La ciudad de Baracoa, entre lo natural y lo bello

    0.00 de 0 votos

    Cuba cuenta con aproximadamente 104.556 kilómetros cuadrados, un clima tropical y una humedad relativa media, alta. Está isla se encuentra rodeada por el mar Caribe, lo cual realza la belleza natural del país. Pero llegando una de las puntas del territorio cubano se encuentra Baracoa, uno de los principales polos turísticos del país, donde los paisajes forman parte de la captura de innumerables lentes, junto con sus productos, cultura y su gente, para con ello inmortalizar el lugar. Y para que entiendas las razones, te explicamos el porqué. Conocida como «la Primada» por ser la primera villa fundada por los españoles en la isla, durante el año 1512 y bajo el nombre de «Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa», este lado de la geografía cubana cuenta con inigualables, ríos, yunque, playas, museo arqueológico entre otros atractivos, que unido al trato servicial de sus habitantes realzan el encanto del territorio. Es un encuentro perfecto para los viajeros que se desplazan hasta esta área de Cuba. Devenida del vocablo aborigen, Baracoa significa existencia de mar, uno de los recursos que, junto a las montañas cubiertas de tupido follaje y las arterias fluviales abundantes en la región, conforman un atractivo escenario natural, en el que existen elementos de carácter histórico y cultural capaces de atraer la atención del visitante. La Cruz de la Parra, el primero de los símbolos cristianos traído a la isla a bordo de las naves españolas. Aún se conserva la iglesia parroquial de la ciudad donde no faltan los fuertes, torreones y castillos y a la que sólo fue posible llegar por carretera a partir de 1965. Para llegar hasta la ciudad, es necesario viajar a través del viaducto de la Farola, pues es la vía que utilizan la mayoría de los visitantes, siendo esta carretera la más reciente de las siete maravillas de la construcción cubana. Las vistas desde este viaducto son notables por su espectacularidad, e incluyen montañas, la densa vegetación y la propia carretera en su desenvolvimiento. Es válido decir que en toda su totalidad abundan manantiales que propician al viajero, aparte de lo espectacular, lo refrescante del ambiente. Cabe destacar que cuando llueve el tránsito es peligroso por derrumbes ocasionados parcialmente en varias de sus pendientes. Además, cabe resaltar que esta carretera avanza entre montañas, con once puentes colgando al vacío y su punto más interesante marcado en Altos de Cotilla, situado a 600 m sobre el nivel del mar. Otras vías de acceso son, a través del aeropuerto Gustavo Rizo, en el cual operan vuelos nacionales, y por la carretera Moa-Baracoa que enlaza a la provincia de Holguín con la Primada. Cuando se viaja a una ciudad tan llena de historia, se hace de obligatoria parada la estancia en el centro histórico de la localidad, declarado Monumento Nacional en el cual se ha hecho un arduo trabajo de conservación. Entre las cualidades de la primera villa fundada en Cuba sobresalen, los fuertes Matachín y La Punta y los torreones de Joa y del Cementerio. Se vuelve de carácter obligatorio si en verdad se está en Baracoa, ascender al Yunque que es una montaña aplanada de 575 metros de altura. Sin embargo, uno de los mayores símbolos del lugar es bañarse en el río Miel. Cuenta la leyenda que una delicada joven, de piel bronceada, a la que todos llamaban por el color de sus ojos, Miel, un día bañándose en las riberas del río fue vista por un navegante que quedó hechizado con su belleza, surgió el amor entre ambos, pero la posibilidad de la partida del marino entristecía a la muchacha. Miel, lloraba a la orilla del río y sus lágrimas nutrían las aguas que se volvían cada vez más dulces. El joven navegante que acostumbraba a bañarse cada mañana en el río, terminó casándose con ella y abandonó su carrera de marino. Desde entonces así se le llama este río y muchos aseguran que quien se baña en sus aguas, se casa en Baracoa, quedándose en ella para siempre. Otros lugares de interés son los ríos Duaba, Yumurí y Toa. Muchos locales cruzan sus aguas en una cayuca, que es una embarcación típica de la zona; pero hay también quienes les gusta darse una zambullida en las playas Maguana. Y para los que les prefieren del turismo ecológico, pues se les recomienda caminar por áreas del Parque Nacional Alejandro de Humboldt (Reserva de la Biosfera de Cuchillas del Toa). Para completar el paseo por la primera capital cubana, nada mejor que degustar los numerosos dulces caseros que se elaboran en la zona a partir del coco, la miel y la piña, y que gozan de la aprobación de locales y extranjeros, al igual que el chocolate por su alta calidad. Baracoa es un encanto natural, aislado del movimiento citadino, un lugar ideal para el descanso y el disfrute de los viajeros que llegan hasta este paraíso.

  • 0 Una Old Havana (habana Vieja) enigmática ante la mirada del turista

    0.00 de 0 votos

    Caminar por sus calles angostas adoquinadas, es como revivir en la mente un filme de la época colonial. Las imágenes que procesa nuestro cerebro nos juega un tipo de trueque, entre lo real maravillo que los ojos puedan captar y la inverosimilitud que pueda tener una zona turística en pleno siglo XXI, sin embargo, ambientada hace al menos dos siglos y medios atrás. Y es que este atractivo que atrapa no sólo a los curiosos turistas que desandan sus calles, sino a los también a los nacionales, y encuentra respuesta debido a la armonía que hay entre la antigüedad que caracteriza cada detalle que vemos en La Habana Vieja, y la consagrada labor que ha logrado el grupo de Patrimonio que trabaja con el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal. Esfuerzo que sin dudas a contribuyó, a que la Habana haya alcanzado el título de «Ciudad Maravilla» en junio de 2016, al ser elegida por miles de personas en el tercer concurso anual que convoca la fundación suiza New7Wonders, por su «atractivo mítico, lo cálido y acogedor de su ambiente, y el carisma y jovialidad de sus habitantes». Siendo la zona más antigua de la capital cubana, La Habana Vieja, o la Old Havana para los extranjeros, es uno de los lugares donde más acuden los visitantes, puesto que su esencia es incomparable con ninguna otra en la ciudad. La arquitectura de las edificaciones son sólo una muestra de la diversidad de estilos que se levantan ante los ojos curiosos de los transeúntes que desandan sus arterias o paseos. Erigida en los bordes de una peculiar bahía, la Villa de San Cristóbal de La Habana se convirtió en abrigado enlace entre Europa y el Nuevo Mundo. Con los siglos crecieron los baluartes que debieron resguardar la urbe colonial; así llega la ciudad al presente, señoreada por el Castillo de los Tres Reyes del Morro, la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, El Castillo de San Salvador de la Punta, y el de la Real Fuerza. Dentro del otrora amurallado recinto se alzan otras obras de inestimable valor arquitectónico, como aquellos palacios, casas, templos, que delimitan la Plaza de Armas, la de la Catedral, la de San Francisco, o la Plaza Vieja. Extremadamente poblada, y centro de diversas funciones comerciales, administrativas y culturales, esta zona de la capital cubana gana una identidad ambiental que mixtura tradición y porvenir. Se distinguen las labores de restauraciones respetuosas la trama urbana original y otros aspectos formales básicos del conjunto. Estas características convierten a la Habana Vieja en extraordinaria médula de la ciudad; uno de los centros históricos más interesantes del área caribeña. Si se desanda cerca de la Plaza de Armas, se puede observar el Palacio de los Capitanes Generales, el del Segundo Cabo, el Templete y otros lugares turísticos e históricos que la rodean. Esta fue la primera y más importante de las plazas creadas en la villa de San Cristóbal de la Habana. Desde el comienzo estuvo rodeada de los edificios más importantes de la época, sede los gobernantes de la colonia. La calle frente al Palacio de los Capitanes Generales se conoce como «La Calle de Madera», porque es la única de la ciudad cuyos adoquines son de madera dura, en vez de piedra. En el centro de la plaza está enclavada la estatua de Carlos Manuel de Céspedes (el Padre de la Patria para los cubanos).   Muy cerca encontramos el Castillo de la Real Fuerza construido el primero de enero de 1558. La obra se erigió en el espacio que después sería núcleo de la primitiva villa, frente a la elevación de La Cabaña. En su torre se ubicó una veleta denominada La Giraldilla, escultura creada por Jerónimo Martín Pinzón en honor a Isabel de Bobadilla y Peñalosa, y que constituye la escultura fundida en bronce más antigua de Cuba, actualmente símbolo de la Ciudad de La Habana. Hoy en día el Castillo, junto al sistema de fortificaciones de la ciudad y el casco histórico, es uno de los sitios declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Si quieres ver estas secuencias de imágenes con tus propios ojos, conocer el colorido de su gente más allá de los colores del vestuario, te convido a que vengas a La Habana. Una ciudad mágica te espera y junto a ella algún que otro suvenir que descubrirás sólo, si caminas por sus calles.                        

  • 0 Una Fábrica que produce Arte en Cuba

    0.00 de 0 votos

    Ambientada en una otrora fábrica de aceite del pasado siglo XX, y ubicada en una de las zonas frecuentadas por los turistas- el Vedado, se engalana y presenta ante el mundo como uno de los espacios de mayor concurrencia por cubanos y extranjeros en la capital cubana. La Fábrica de Arte Cubana, o como también es conocida FAC, es uno de esos espacios de visita obligada si viajas a La Habana. Este proyecto acogedor cobró vida en febrero de 2014 para convertirse en un laboratorio artístico. Atrapando emociones de un amplio y diverso público que acuden a esta instalación, en busca de toda una confluencia donde se imbrica la música, las artes plásticas-fotografía, la moda, el performance, la danza, el diseño industrial, una exquisita comida y unos bármanes que preparan los tragos a golpe de sonidos, olores, colores y sabores. La mezcla de texturas perfectas para pasar una velada prometedora, y hacer de cada encuentro un regalo especial para la memoria. X Alfonso llevó adelante este proyecto que él mismo definió como «un Movimiento Cultural Contemporáneo de Vanguardia». Desde su apertura, la vistosa chimenea anunciaba que la industria se encontraba una vez más en marcha, pero ahora sería con vapores de otro tipo; puesto que la experimentación estaba a la orden del día. Concepto que su creador ha defendido hasta la actualidad. En una entrevista que concediera el ex-integrante de la agrupación Síntesis (X Alfonso) a Progreso Semanal antes de la apertura de la FAC, comentó que desde el inicio «contó con todo el apoyo del Ministerio de Cultura, el Instituto de la Música…» y que tenían la colaboración del Instituto Superior de Diseño (ISDI). Argumentó además, que en este espacio se darían cita relevantes eventos como el Festival Havana World Music, donde habría una amplia participación de artistas nacionales y extranjeros. También la fábrica sería eco del Festival de Cine y el Festival de Teatro. En fin, que estaría vinculada a todos los eventos de arte que se sucedieran en el país; afirmación que se puede dar por sentada a cuatro años de su apertura. Algunos usuarios a través de la página web de la agencia TripAdvisor, han dejado reflejadas sus opiniones entre los comentarios que aborda la Fábrica de Arte Cubano, visualizado en esta plataforma como unos de los espacios de mayor interés turístico en La Habana. Para Dulia O de Chile es «Entretenido y variado, la fábrica de arte tiene de todo: galerías, música, comida, teatro. Apuestas innovadoras, juventud inspiradora, buen aire. ¡Felicitaciones!» Majo Castro de Colombia opinó que «Todo el mundo que conocía que había visitado Cuba, me habían advertido que TENÍA que ir a este lugar. ¡AHORA ENTIENDO PORQUÉ!! No puedo explicar lo que es, in fact, ninguno de mis amigos puede. ¡Lo único seguro es que la pasarás GENIAL! Todo el tiempo hay una programación que nunca es mala. ¡Y mientras todo pasa, (performances, bandas, cantantes, rock, jazz, salsa, afro beat) también puedes ver el arte colgado en las paredes de los extraños, pero impresionantes pasadizos que tiene! Los cocteles son muy económicos y la gente siempre está para pasarla bien. ¡Gran lugar para hacer amigos y tener una noche de fiesta!» Y para finalizar la noche, o tal vez iniciarla, al lado de este laboratorio artístico se encuentra el restaurante El Cocinero, alejado de todo estereotipo. Es una apuesta por redefinir la experiencia gastronómica en Cuba con una cocina intencionada y de ocasión. Con un menú adaptado a selectas recetas internacionales a partir de ingredientes distintivos de la Isla. El restaurante opta por una decoración contemporánea y minimalista que armoniza con la arquitectura originaria y a su vez la realza. El resultado es un espacio exclusivo, ambientado con una iluminación tenue y música cómplices del momento. Una imponente chimenea distingue a este local que armoniza la zona donde se ubica la FAC. Pues sin más, sólo me queda convidar a los viajeros a que experimenten emociones visitando la exclusiva, Fábrica de Arte Cubano.

  • 0 La Habana, una dama que cumple 500 años

    0.00 de 0 votos

    Para algunos visitantes La Habana despierta cada mañana como detenida en el tiempo. Como Penélope esperando a su Odiseo en el célebre poema épico de Homero, La Odisea, capitalinos, cubanos en general y turistas, detienen su paso al andar por la extensa avenida del malecón, y se hace innegable una parada en este sofá, que sirve de pretexto para hacer como el personaje griego, aunque con un motivo diferente al de ella, sino para contemplar a La Habana, que este año celebra su 500 aniversario. Y si bien para algunos un número es sólo una cifra, debemos atribuirle a esta una dama añosa que no recae con el tiempo, el haber sido nombrada formalmente como Ciudad Maravilla del Mundo Moderno, en junio de 2016. Título que alcanzó al ser elegida por miles de personas en el tercer concurso anual que convoca la fundación suiza New7Wonders, por su «atractivo mítico, lo cálido y acogedor de su ambiente, y el carisma y jovialidad de sus habitantes», así lo consideró Bernard Weber presidente de la fundación suiza. Además, argumentó que «con el reconocimiento de esta urbe como una de las siete ciudades maravilla del mundo moderno, se ha convertido en parte de la memoria global como una de las siete cosas que todo el mundo en el planeta puede y va a recordar». Los visitantes no se sientan a esperar en el malecón como Penélope. Se sientan a respirar el olor a salitre que contornea la danza de los barquitos pesqueros, o los cruceros que atracan en la bahía. A ver y a oler el sabor a felicidad de miles de enamorados que ratifican su amor plasmados en besos, caricias o selfis en un malecón que antiguamente servía para la defensa y protección de sus habitantes, pero que en día sirve como testigo de la unión entre almas que se unen por un sentimiento especial, el amor. Estos muros que como fieles camaradas ayudan a contemplar una ciudad resguardada por ellos, que en los tiempos de la colonia impedían el saqueo de Corsarios y Piratas, y aunque su función actual no es la misma, sino otra que evitar que la naturaleza se ensañe con fuerza en esta dama (La Habana); aún se recrea la ceremonia de lanzar a las nueve de la noche hora de Cuba, un cañonazo que simboliza un desfile militar con atributos y técnica de la etapa colonial, y concluye con el disparo de una salva desde uno de los cañones ubicados en la Cabaña. Dicha tradición, rememora el cierre de la ciudad en tiempos de la colonia española y actualmente es uno de sus atractivos turísticos. Fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación en Cuba. Si se anda por determinadas calles de La Habana Vieja como Obispo que fue concebida de manera muy estrecha para resguardarse del sol, con un trazado en damero a partir de una plaza mayor, propia de las ciudades hispanoamericanas y aún en la actualidad es una importante arteria dentro de la ciudad, nos salta a la vista como estar en un trance entre lo colonial que emana aires de modernidad. Actualmente Obispo es una calle sólo de paso peatonal y aunque otrora cumplió una función comercial, estableciéndose en ella casas de modas y dulcerías, los más animados cafés y algunas boticas, poco a poco se le agregaron otros servicios. Era muy transitada de día por desembocar en la Plaza de Armas y Casa de Gobierno, encanto que no ha perdido con el tiempo, y continúa siendo de las más transitadas por cubanos y extranjeros. Pero si de lugares mágicos se hablara, tenemos a la modernidad que caracteriza esta urbe en la zona del Vedado, donde la vida nocturna es parte de la cotidianidad. En los alrededores de La Rampa (Calle 23) hay una gran variedad de clubes nocturnos, discotecas, teatros y cabarets, lugares de gran interés para los visitantes. Si andamos por las calles del Vedado podemos vislumbrar una variada arquitectura, desde edificaciones modernos hasta los más altos de la capital cubana. Por otro lado, se puede apreciar también, las propiedades de época de los ricos en tiempos pasados. En fin, que La Habana es encanto, elegancia y tradición. Perderse este encuentro con la mezcla de lo antiguo y lo moderno, sería un hecho inaceptable por los que saben apreciar el buen gusto, ante una ciudad que aumenta su embrujo con el tiempo.