hicuba.com
  Teléfono 53 7 2048244
  Este sitio web utiliza cookies

Menu

Destinos de turismo, hoteles, cultura y otros variados temas sobre Cuba

Regresar

0 Memorial José Martí: visita obligada para conocer sobre Cuba

  • Turismo
  • por Lisandra Leyé del Toro
  • 03-12-2018
Su voto es:
0.00 de 0 votos

Planificar un viaje a esta isla llena de historia, sin lugar a dudas crea expectativas sin precedente para algunos turistas. Para otros los propósitos varían, según lo conocido en las visitas anteriores. Los lugares caminados pueden ser repetidos, pero está presente la necesidad de descubrir lo nuevo, viajar por las ciudades que se quedaron fuera del recorrido anterior, experimentar ya sea haciendo un turismo, ecológico, de ciudad, o, sol y playa. Si usted es de los que se decide venir hasta la Habana, pues le recomendamos un lugar simbólico para todos los cubanos «el Memorial José Martí».

A 142 metros sobre el nivel del mar se erige el mirador del Memorial, con 78.50 metros de diámetro. Este es el punto geográfico más alto en la ciudad de La Habana, y puesto que la villa de San Cristóbal de La Habana está próxima a cumplir los 500 años de su fundación, cada viernes desde las nueve de la noche el público puede disfrutar de una vista panorámica, y del embrujo que conquista la preferencia de nacionales y extranjeros por una ciudad que en ocasiones parece detenida en el tiempo.

Los visitantes asisten a diversas opciones, dirigidas a promover la recreación sana y el arte, apreciadas según la variedad de las manifestaciones culturales. El horario de visitas al obelisco es de lunes a sábado, en el horario de 9:30 de la mañana hasta 4:00 de la tarde, a excepción de los viernes en que extiende su horario hasta las 9:30 pm con La Habana de noche, para apreciar la belleza y el esplender de la capital cubana. Situado en la base del monumento a José Martí, en la Plaza de la Revolución, el memorial exhibe en sus cuatro salas una muestra de la vida y obra de nuestro Héroe Nacional, a través de documentos fotográficos, holografías, facsímiles, ediciones príncipes de obras martianas y otros objetos.

Formando parte del escenario central de la Plaza se construyó en 1958 el obelisco, que se compone de un edificio en forma de estrella de cinco puntas, en cuyo frente se encuentra una majestuosa y gigantesca estatua de mármol de 18 metros de altura de José Martí, sentado en actitud pensativa. Fue creado por el escultor cubano Juan José Sicre, con 52 bloques de mármol blanco.

La figura de un Martí meditador, está rodeada por seis pilares en representación de las provincias en las que antiguamente se encontraba dividida Cuba, con los escudos de cada una. En el interior de la estructura se observa un gran mural de textos martianos con letras laminadas en oro. Al mirador se accede a través de un pequeño ascensor, siendo posible ver fantásticas vistas panorámicas de la ciudad por cubanos y foráneos. La subida tarda unos segundos que son aprovechados por el personal del museo para ofrecer explicaciones básicas y aclarar cualquier duda. Para llevar una cámara se debe pagar un precio adicional. Ajena al acceso público, también existe una escalera de 579 peldaños. El piso del mirador es una gran rosa de los vientos que señala la ubicación de 43 ciudades del mundo y la distancia precisa en kilómetros a la que se encuentran desde ese punto.

Fue concebido como museo en los inicios de la Revolución, con el paso de los años sus funciones fueron cambiando, llegando a convertirse en un lugar destinado a la celebración de funerales de personalidades y otras actividades de Estado. En 1995, con motivo del centenario de la muerte en combate del apóstol el edificio retomó su función primitiva, convirtiéndose de nuevo en un memorial y museo retrospectivo de la vida del poeta, periodista, dirigente político y héroe nacional de Cuba. Se encuentra ubicado en Calle Paseo y Avenida Independencia, Plaza de la Revolución, en el Vedado capitalino.

El entorno está rodeado por otros muchos inmuebles modernistas y monumentales como el Palacio de la Revolución, sede del Consejo de Estado de la República, los edificios de los Ministerios del Interior y de Comunicaciones, la Biblioteca Nacional y el Teatro Nacional. Hay además circulación de autos clásicos, o los conocidos cocotaxis populares entre los turistas. Otra opción son los ómnibus que ofrecen servicios de recorridos por diferentes puntos de la capital.

Por todas estas razonas, cada día los visitantes filman y fotografían la belleza del Memorial, a eso se le debe sumar la captura en imágenes de las siluetas en gran formato de los guerrilleros Che Guevara y Camilo Cienfuegos, en la fachada de los edificios gubernamentales circundantes. Este encuentro con la historia de Cuba, también puede ser parte de su realidad, si se llega hasta este lugar.