hicuba.com
  Teléfono 53 7 2048244
  Este sitio web utiliza cookies

Menu

Destinos de turismo, hoteles, cultura y otros variados temas sobre Cuba

  • 0 Guantánamo y sus riquezas para el turismo de naturaleza

    0.00 de 0 votos

    En una de las puntas del archipiélago cubano, se encuentra el territorio bautizado con el nombre de Guantánamo, lo cual significa en lengua aborigen «tierra entre ríos». Fue fundado en 1797, alcanzando un gran auge debido la influencia de los emigrantes franceses provenientes de Haití. Sin dudas, una de las principales riquezas naturales que atesora este rincón oriental, está en la cantidad de ríos que confluyen dentro de su territorio, e incluso, uno de ellos divide a la ciudad haciendo de esta zona un lugar donde predominan los encantos naturales. Alguno de ellos (los ríos) guardan historias de amor en el fondo de sus aguas y sus piedras, pero de sobre una leyenda en particular, hablaremos luego de introducir al visitante, en los senderos de la tierra más changuicera de esta isla tropical. Es probable que hasta en el lugar más recóndito del planeta, se haya escuchado la internacional canción de la Guantanamera, de la autoría del músico cubano Joseíto Fernández, quien a través de sus letras inmortalizó este terruño. Y aunque la música hermana pueblos y no entiende de idiomas, la provincia de Guantánamo también es célebre (para tristeza de este pueblo), por tener enclavado dentro de su región a la ilegal base naval de los Estados Unidos; sin embargo, este capítulo de nuestra historia no disminuye los encantos que puede encontrar el viajero, a su paso por esta zona del país.    Aquí se hallan tres Patrimonios de la Humanidad como es el caso del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, corazón de la Reserva de la Biosfera Cuchillas del Toa. Además de la Tumba Francesa con sus bailes y toques heredados de nuestros antepasados africanos, y su vez se refleja la influencia de la emigración haitiana que se asentó en estas tierras y los latifundistas franceses con su tercer patrimonio, Los Cafetales Franceses ubicados en Ramón de las Yaguas. Una de las bellezas de la geografía guantanamera está ubicada en Baracoa. Conocida como «la Primada» por ser la primera villa fundada por los españoles en la isla, durante el año 1512 y bajo el nombre de «Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa», esta ciudad cuenta con inigualables ríos, yunque, playas, museo arqueológico entre otros atractivos, que unido al trato servicial de sus habitantes realzan el encanto del territorio. Y retomando la anécdota pospuesta del inicio de este artículo, nos adentramos en la leyenda. Se cuenta que una delicada joven de piel bronceada, a la que todos llamaban por el color de sus ojos Miel, un día bañándose en las riberas del río fue vista por un navegante que quedó hechizado con su belleza, surgió el amor entre ambos, pero la posibilidad de la partida del marino entristecía a la muchacha. Miel, lloraba a la orilla del río y sus lágrimas nutrían las aguas que se volvían cada vez, más dulces. El joven navegante que acostumbraba a bañarse cada mañana en el río, terminó casándose con ella y abandonó su carrera de marino. Desde entonces así se le llama este afluente, y muchos aseguran que quien se baña en sus aguas, se casa en Baracoa, quedándose en ella para siempre. Uno de los méritos de esta provincia radica en el único zoológico de piedras del mundo. Si como escucha, es sólo aquí donde podrá disfrutar de esta composición entre lo natural y lo artístico. Ubicado en las serranías del municipio Manuel Tames, la instalación fue declarada hace 30 años Patrimonio de la Cultura Nacional. Construida por el escultor autodidacta Ángel Íñigo Blanco, quien era procedente de una familia campesina. El museo radica en la finca San Lorenzo, perteneciente a la familia Castellano. Íñigo observó que un caudal de materia prima estaba asequible en aquella hacienda, y que era algo novedoso para el mundo; entonces se le ocurrió la idea de representar a los animales esculpidos en piedra teniendo en cuenta el ambiente, ubicando a cada figura en el entorno similar a sus zonas de habita, en sus países de origen. Sólo me queda recomendarte que te aventures a este paraje de Cuba y compartas nuestra alegría, como un guantanamero más.  

  • 0 Cuba y sus tesoros naturales

    0.00 de 0 votos

    Cuba se distingue por ser el mayor país del Caribe, y cuenta con una gran riqueza natural distribuida por todo el territorio. A lo largo de la isla, existen cientos de cayos que lo definen como archipiélago, y los mares circundantes ostentan paisajes maravillosos, espectaculares variedades de la flora y la fauna con elevados niveles de endemismo. Entre las atracciones naturales más conocidas y accesibles desde una perspectiva generalista, donde se pueden experimentar múltiples actividades para interactuar con el verde del entorno y su combinación inevitable con el mar, senderos ecológicos y temáticos, paseos a caballo, cicloturismo, observación de aves, exploración de cavernas, escalada, buceo, entre otros, para regresar energizados y llenos de aire fresco a nuestra cotidianeidad. Ubicada en la península occidental, específicamente en pinar del Río, tenemos a Guanahacabibes. Allí se precian de la salud de aves, iguanas, venados, jutías, cangrejos y cocodrilos que habitan en los bosques costeros, especialmente del cuidado que profesan durante la anidación de las tortugas marinas. Poseen unos 150 sitios arqueológicos aborígenes. El Valle de Viñales dentro de la misma región, fue declarado como Paisaje Natural de la Humanidad, combina extensas llanuras verdes y sembrados, con sistemas de cavernas y múltiples elevaciones pintorescas, llamadas mogotes, en un espectáculo digno del más hermoso óleo, y apoyado por una vistosa urbanización que reúne un gran número de alojamientos privados. Otro de los grandes tesoros del que cualquier viajero puede disfrutar, es sin dudas la Ciénaga de Zapatas en Matanzas, el mayor humedal del Caribe insular, categorizado como sitio Ramsar. Tiene el más grande reservorio de aves migratorias y endémicas de Cuba, como el tocororo y la ferminia, y un criadero de cocodrilos esencial para la preservación de la especie.   En el centro del país entre Ciego de Ávila y Camagüey se localiza Jardines de la Reina. Archipiélago casi virgen al sur de Cuba, compuesto por más de 600 cayuelos inmensamente ricos y modelo de explotación sostenible. Más de cien especies de peces de importancia económica y contemplativa, crustáceos, tortugas y corales, permiten la pesca deportiva controlada y el buceo, desde hostales flotantes. En el corazón del destino turístico Jardines del Rey, muy cerca de transparentes playas y hoteles Todo Incluido está el parque Bagá. Allí se muestran animales exóticos, 300 especies de plantas y un restaurante ecológico, ideal para los viajeros que prefieren entrar en contacto con un medio natural. Ciertos paisajes descollantes que merecen un concurso de fotografía cada año, se llega a través de duras pendientes y es en Topes de Collantes en Cienfuegos. Allí existen todas las condiciones para el descanso, para combatir el estrés, mientras se exploran senderos entre helechos arborescentes, saltos de agua, aves, anfibios y mamíferos. En la zona oriental entre los territorios de Holguín y Guantánamo podemos encontrar el Parque Nacional Alejandro de Humbolt. Es la reserva de biosfera más amplia e importante de la Isla, y está declarada como Patrimonio de la Humanidad. En ella coexisten ecosistemas de montaña, costa y ríos. Allí está representado el dos por ciento de la flora universal y viven animales raros como el almiquí. Fue el último lugar en Cuba donde se vio al carpintero real. Continuando por el oriente del país tenemos con mil 972 metros de altura sobre el nivel del mar el Pico Turquino en Santiago de Cuba, lo que lo clasifica para ser la mayor elevación en toda la isla. Su ascenso, que dura uno o dos días según la ruta elegida, supone una aventura adornada por la naturaleza exuberante y plena. Subir hasta la Gran Piedra, una elevación coronada por una gigantesca roca volcánica de 75 mil toneladas, es la excursión más demandada por los cruceristas que arriban a la bahía de Santiago de Cuba. Desde allí se domina completamente la reserva de la biosfera Baconao. Y en uno de los extremos de la isla y aislada de la urbe, tenemos a la Ciudad Primada Baracoa, primera Villa fundada en 1511 por los colonizadores españoles. Entre montañas, ríos y el mar, Baracoa permite escalar El Yunque, disfrutar paseos en bote, observar aves, caracoles polímita (endémico del país, es considerado el molusco terrestre más bello del mundo por las extraordinarias variaciones y combinaciones cromáticas que presentan sus conchas) plantaciones de café, cacao, cocoteros y los platos a base del pez tetí.   Además de las famosas playas de arenas blancas, Cuba ofrece varias opciones naturales, al aire libre. Ese destino turístico cuenta con 14 parques nacionales, 25 reservas ecológicas y seis reservas de la biosfera, que se entrelazan con valores hídricos, costeros, comunitarios, turísticos, de flora y fauna silvestre. La flora autóctona expone unas seis mil 300 variedades y su fauna contabiliza cerca de 16 mil 500 especies.

  • 0 Ecoturismo en Santiago de Cuba | La ruta Los Caminos del Café

    0.00 de 0 votos

    El turismo de naturaleza es una de las modalidades por la que muchos viajeros se desplazan hacia destinos atractivos, en los cuales se puede practicar diversas actividades. Hay quienes prefieren una larga caminata por un lugar desconocido lleno de encantadoras vistas donde predominan las montañas, más que estar sentado en una tumbona sintiendo la brisa marina de nuestras exquisitas playas de arena blanca. O simplemente, llenarse los pulmones de oxígeno puro en donde predomine, ese olor silvestre que sólo se encuentra en el campo. Si es usted de los que les gusta la naturaleza, la cultura y el patrimonio, pues le recomendamos la ruta Los Caminos del Café, sólo debe desplazarse a la zona oriental del país, específicamente hasta la provincia de Santiago de Cuba donde podrá disfrutar de una de las mejores experiencias de ecoturismo, un atractivo para cubanos y extranjeros.    Ahí podrá encontrar vestigios de una época colonial donde se ha realizado un exhaustivo trabajo de conservación. El clima de lo que encontrará a su paso, le dará la sensación de lo que hubo hace siglos atrás durante la época colonial, pero que aún, insiste en ser recordada a través de sus ruinas.  El recorrido es una invitación para descubrir otra faceta de la isla y de su patrimonio, viajando al corazón de las antiguas plantaciones de café. Es un circuito pensado siguiendo los pasos de los colones franceses, y con ello revivir su cotidianidad en los cafetales cubanos. Los visitantes estarán acompañados por un guía local, con lo cual el viajero se sumergirá en una naturaleza exuberante, bordeando el río, para así viajar a través del tiempo. A finales del siglo XVIII las revueltas que estallaron en Haití, provocaron la huida de los colonos franceses hacia la región de Santiago de Cuba. Dichos habitantes desarrollaron la producción del café. Con este antecedente se construyó una página de la historia franco-cubana de la cual no se hace mucho énfasis. Así fue el origen de una rica herencia arqueológica y cultural, inscrita en el año 2000 en el Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO.  Las personas interesadas que se encuentren en el país, pueden llegar al Centro de Interpretación del Patrimonio Cafetalero que es la Casa Dranguet, al frente de la Oficina del Conservador de la ciudad en Santiago de Cuba, donde se le brinda información sobre el acceso y las vías mediante las cuales es posible llegar a la región. En la hacienda La Fraternidad, o como es conocida en la zona «La Casa del Techo Rojo», es donde se realizan las labores de arqueología dentro de las distintas áreas del lugar, con el objetivo de recopilar información. Fraternidad cuenta con un parque arqueológico, y partir de la misma se conforman cuatro ruinas aledañas, ellas son San Luis de Jaca, Santa Paulina (que viene siendo la segunda de mayor importancia después de Fraternidad), San Juan de Escocia y San Felipe. De todas ellas sólo quedan vestigios.  La hacienda se encuentra en reparación y aún falta trabajar en lo que es materia de arqueología, en áreas aledañas. La parte doméstica es la que mayormente se ha laborado. Se han encontrado diversas piezas como la cerámica y el vidriado. El proyecto fue pensado desde su concepción con un fin socio-cultural que abarcara diversas aristas. No sólo visualizado en la conservación del patrimonio como objetivo único y su salvaguarda, sino que sirviera para educar a los pobladores de la comunidad aledaña a la localidad Las Yaguas, sobre el cuidado del patrimonio. Lugar que a su vez es rico en cuanto a la flora y la fauna. Cuenta también con paisajes espectaculares como la meseta de Santa María del Loreto, siendo uno de los más atractivos de la región.   Es todo un atractivo singular, que se encuentra en el corazón de nuestras montañas cubanas.