Trinidad, la ciudad museo de Cuba

La ciudad de Trinidad es uno de los más importantes destinos de turismo del país. Fundada en el año de 1514 se considera entre las más bellas ciudades de Cuba, una verdadera ciudad-museo como ha sido llamada, con un incalculable patrimonio arquitectónico-colonial, cultural e histórico.
Start slideshow
burrito-para-fotos Burro para tomarse fotos, en la Plaza Mayor
Burro para tomarse fotos, en la Plaza Mayor
calle-de-trinidad Rincón poco visitado de Trinidad
Rincón poco visitado de Trinidad
calle-de-trinidad2 Calles empedradas, ventanas con balustres, arquitectura colonial por doquier
Calles empedradas, ventanas con balustres, arquitectura colonial por doquier
calle-de-trinidad3 Calle típica en Trinidad
Calle típica en Trinidad
calle-empedrada2 Ciudad detenida en el tiempo, calles empedradas, casas coloniales
Ciudad detenida en el tiempo, calles empedradas, casas coloniales
calle-empedrada-tipica-trinidad Vista de la ciudad de Trinidad
Vista de la ciudad de Trinidad
altar-iglesia Un altar en la Iglesia de la Plaza Mayor
Un altar en la Iglesia de la Plaza Mayor
calles-empedradas Calle empedrada en Trinidad y casas de arquitectura colonial
Calle empedrada en Trinidad y casas de arquitectura colonial
casa-musica-al-final Escalera de la Casa de la Música, al fondo
Escalera de la Casa de la Música, al fondo
detenida-en-el-tiempo Vista de las calles de Trinidad
Vista de las calles de Trinidad

La ciudad de Trinidad

La ciudad de Trinidad es uno de los más importantes destinos de turismo del país. Fundada en el año de 1514 se considera entre las más bellas ciudades de Cuba, una verdadera ciudad-museo como ha sido llamada, con un incalculable patrimonio arquitectónico-colonial, cultural e histórico en magníficas condiciones de conservación por lo que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988.

Trinidad posee uno de los conjuntos arquitectónicos coloniales mejor conservados en Cuba y en toda la América en el que se mezclan estilos constructivos de los siglos XVIII y XIX con calles estrechas y sinuosas, empedradas con adoquines, donde se suceden las edificaciones con paredes decoradas, bellos trabajos en hierro forjado y maderas preciosas, artísticos balcones e interiores donde el cristal de bacarat, las porcelanas y todo tipo de valiosas antigüedades no son nada raras.