Historia de Cuba - Período pre-colombino hasta la Guerra de los Diez Años.

La población aborigen de Cuba se puede dividir en 3 complejos culturales fundamentales relacionados con 3 pueblos: los guanahatabeyes, habitantes de las costas del occidente de la isla y que se distinguieron por el empleo de la concha para la confección de sus utensilios y fueron pescadores y recolectores básicamente; los taínos, mas adelantados, se destacaron en la alfarería y constituyeron un pueblo principalmente agrícola y que se extendieron por todo el país a partir del oriente y los siboneyes, que desarrollaron una cultura intermedia. En general el desarrollo cultural de estos pueblos fue muy bajo y no dejaron apenas huella.

Cristobal Colón descubrió Cuba el 27 de Octubre de 1492, a la que le dió el nombre de Juana en honor del primogénito de los Reyes Católicos, en ese primer viaje reconoció el oriente de la isla y en su segundo viaje recorrió la costa meridional avanzando mucho hacia el occidente, sin embargo, hasta su muerte creyó - o quiso creer- que Cuba no era una isla sino que formaba parte del continente. A Sebastián Ocampo se le debe el primer bojeo completo de la isla, llevado a cabo en 1509, aunque ya desde 1498 se creía que era una isla como resultado de un viaje secreto atribuido a Alonso de Ojeda o a Vicente Yañez Pinzón acompañado por Juan de la Cosa. El bojeo de Sebastián Ocampo despejó todas las dudas acerca de la insularidad de Cuba y despejo también el halo de misterio que la envolvía, según él -Ocampo- la población indígena era pacífica, existían buenas tierras de cultivo y buenas bahías como las de Jagua (Cienfuegos) y La Habana y este conocimiento abrió finalmente el camino a la colonización de la isla.

En 1510 comenzó la colonización de la isla con la expedición de Diego Velazquez, quien fundó en ese mismo año la villa de Baracoa, para 1515 las expediciones colonizadoras de Pánfilo de Narváez y Juan de Grijalva habían vencido ya la escasa resistencia de los indígenas del interior del país y se fundaron las villas de Trinidad, Sancti Spiritus y San Cristóbal de La Habana y posteriormente las villas de Puerto Príncipe (hoy Camaguey) y Santiago de Cuba, erigida en la primera capital por Diego Velázquez, primer gobernador de Cuba hasta su muerte en 1524. Velázquez organizó las primeras explotaciones mineras y recibió los primeros escavos negros llevados a la isla para sustituir el trabajo de los naturales, de los cuales quedaban para el año 1540 solamente unos pocos cientos de una población inicial estimada en alrededor de 120 000 habitantes para el año 1500, exterminados por los malos tratos, el sarampión, la viruela y otras enfermedades traídas a América por los españoles y para los cuales no tenían los aborígenes defensas naturales.

Durante los restantes años del siglo XVI Cuba es utilizada como base para la conquista y colonización del continente, así en 1513 Juan Ponce de León descubre y comienza la exploración y conquista de La Florida y en 1519 Hernán Cortés sale de La Habana con la empresa de la conquista de México, después de la cual La Habana se convierte el punto natural de reabastecimiento de las flotas de regreso a España acrecentando su importancia en el contexto del Nuevo Mundo. Este siglo se caracterizó también por los frecuentes ataques de piratas y corsarios- La Habana fué atacada en 1538 y 1555 y Santiago de Cuba en 1554-, por la construcción del acueducto de La Habana y su elevación al rango de ciudad en 1592, la terminación de la construcción del Castillo del Morro, fortaleza que domina aún la entrada de la bahía de La Habana; y sobre todo por la creación de la industria azucarera ya a finales de siglo, lo que trajo como consecuencia el inicio de la importación masiva de esclavos de Africa.

La Habana, convertida en el punto de reunión de las flotas que hacían la travesía entre el continente américano y la metrópoli, progresó rápidamente y ya en 1607 fué designada oficialmente la capital de la isla. En este mismo año y con el fin de fortalecer el desarrollo de la parte oriental de la isla la Corona Española la dividió en dos gobiernos: el de La Habana en el occidente y el de Santiago de Cuba, en la parte oriental.

Ya desde principios del siglo XVII el cultivo del tabaco cobra una gran importancia comercial pero está signado por las fuertes regulaciones impuestas por la Metrópoli que llegaron al extremo de penalizar con la muerte a quienes vendieran tabaco a extranjeros. El establecimiento en este siglo de colonias inglesas, francesas y holandesas en territorios vecinos produjo un recrudecimiento de la piratería con ataques a Santiago de Cuba en 1662 y Puerto Príncipe -en el centro de la isla- en 1688; ya a finales de siglo, en 1697, el Tratado de Ryswick pone fuera de la ley el bucanerismo y termina en gran medida con los ataques de piratas y bucaneros.

Durante el siglo XVIII fué fundada la Universidad de La Habana en 1728 y en 1733 la política centralista de Felipe V subordinó Santiago de Cuba a La Habana. El cultivo e industria del tabaco siguió desarrollándose y el monopolio del tabaco ejercido por la Corona produjo varias sublevaciones de los vegueros en 1717, 1720 y 1723. En 1733 aparece la primera obra teatral de autor cubano, El Principe Jardinero y Fingido Cloridano, y en 1740 basándose en el modelo "Factoría" se creó la Real Compañía de Comercio, otra compañía para monopolizar todo el comercio de importación y exportación en la isla y que pronto se ganó una muy mala reputación entre los cubanos.

En enero de 1762 el Rey George III de Inglaterra declaró la guerra a España y en junio de ese mismo año los ingleses tomaron La Habana despues de varios días de dura batalla, y aunque no extendieron la ocupación al resto de la isla, las medidas de liberalización en el comercio que introdujeron si se extendieron por todo el territorio. Finalmente, en 1763 los españoles e ingleses acordaron canjear La Florida - en manos de España- por La Habana.

A finales de este siglo, en 1774, la población de Cuba era de 172 620 habitantes: 96 440 blancos, 31 847 negros libres y 44 333 negros esclavos que trabajaban en mas de 500 ingenios. La producción de azúcar llegó para el año 1795 a las 14 000 toneladas.

El siglo XIX comienza con un fuerte incremento en la producción de azucar que para el año 1805 era ya de 34 000 toneladas, este período de las Guerras Napoleonicas llevó prosperidad a Cuba a pesar de las medidas comerciales restrictivas impuestas por la Corona. El primer movimiento por la independencia de la isla estuvo dirigido por Román de la Luz Silveira, entre 1809 y 1810, fué descubierto antes de materializarse. En 1812 una sublevación de esclavos lidereada por el liberto José Antonio Aponte fué ahogada en sangre, la sombra de la Revolución de Haití preocupaba a la población blanca de Cuba.

Cuba envió dos diputados a las Cortes de Cádiz y la Constitución allí elaborada rigió en la isla entre 1812 y 1814. En 1823 Fernando VII impuso de nuevo en España y sus colonias el absolutismo y con esto agudizó las diferencias y oposición entre criollos y españoles que se hacen cada vez mas claras. De 1821 a 1836 las aspiraciones de libertad de los cubanos se orientaron hacia el separatismo o en favor de los movimientos liberales de la metrópoli. Así en 1823 el poeta cubano José María Heredia y José Francisco Lemus organizan la sociedad secreta ¨Soles y Rayos de Bolívar¨cuyo objetivo era llevar la independencia a la isla; por este año también la política de los Estados Unidos hacia Cuba queda clara en las palabras de su Secretario de Estado John Quincy Adams, quien dijo: "Esas islas (Cuba y Puerto Rico) son apéndices naturales del continente de Norte América, y una de ellas (Cuba) casi puede verse de nuestras costas, por una multitud de consideraciones se está convirtiendo en un objeto trascendental para los intereses políticos y comerciales de la Unión..."

En 1827 el censo arrojó una población de 704 000 habitantes: 311 000 blancos, 286 000 negros esclavos y 106000 negros libres y mestizos. También habían en ese momento en el país 1 000 ingenios (fábricas de azúcar), 30 090 ranchos, 5 534 vegas (granjas) de tabaco y 2 067 plantaciones de café. La isla era una de las mas ricas regiones del planeta.

Entre los años de 1823 y 1840 las diferencias de intereses políticos y económicos se empieza a desarrollar de manera cada vez mas creciente entre los españoles (o penínsulares, por haber nacido en la Península Ibérica) y los criollos (nacidos en Cuba de ancestros españoles o africanos), a esto se añade que en 1830 España incrementa los impuestos en perjuicio de los criollos y les niega su acceso al gobierno, lo que no contribuye precisamente a mejorar su descontento.

Ya para el año 1842 el Censo Oficial reportó una población de 1 037 624 de habitantes: 448 291 blancos, 152 838 negros libres y 436 495 esclavos negros. En esta época las exportaciones cubanas a Estados Unidos eran el doble que a España y las haciendas azucareras se habían incrementado hasta cerca de 800 desde unas 400 para el año de 1790. En 1848 el Presidente de los Estados Unidos, Polk, le ofrece a España 100 millones de USD por Cuba, España se niega a vender la isla.

De 1845 y principalmente hasta 1855 los movimientos independentistas estuvieron asociados a los ideales de la anexión con los Estados Unidos, los cuales se extendieron incluso entre muchos de los líderes de la primera guerra de independencia. Narciso López lidereó 3 expediciones anexionistas en 1849, 1850 y 1851, capturado en la última y frente al pelotón de fusilamiento gritó bravamente. "Mi muerte no cambiará el destino de Cuba".

En 1852 los españoles descubren la ¨Conspiración de Vuelta Abajo (Pinar del Río)¨de corte anexionista, algunos conspiradores logran huir a Estados Unidos pero otros son apresados y en su mayoría condenados a muerte.

En 1853 nace en La Habana José Martí quien con el tiempo se convertiría en el Apóstol de la Independencia de Cuba.

El descontento entre los criollos por los excesivos impuestos, las restricciones al libre comercio y su exclusión del gobierno continuó en aumento en las décadas de los 50' y 60' del siglo XIX y esto llevaría al desencadenamiento de la Guerra de los Diez Años.

La Guerra de los Diez Años comenzó el 10 de Octubre de 1868 con el Grito de Yara dado por Carlos Manuel de Céspedes, un rico y culto hacendado de la región oriental, y se extendió hasta mayo de 1878 cuando fué firmado el Pacto del Zanjón entre las fuerzas cubanas y españolas, pacto que fué refutado por el General Antonio Maceo en lo que se llamó ¨la Protesta de Baraguᨠy no aceptado por otros héroes de la guerra como el General Calixto García. La guerra se libró fundamentalmente en la región oriental y central de la isla que fueron, obviamente, donde las plantaciones de caña y la economía sufrieron un enorme daño, quedando prácticamente intacto el occidente del país.

La guerra terminó con promesas por parte de España de reformas y una mayor autonomía para la isla, en los años siguientes casi todas estas promesas se incumplieron aunque la esclavitud fué abolida finalmente en 1886. El balance humano de la guerra:

Entre agosto de 1879 y agosto de 1880 se libra brevemente la llamada Guerra Chiquita, lidereada por el Mayor General Calixto García e iniciada en Santiago de Cuba, se inició prematuramente y no tuvo éxito.

<Página anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | Página siguiente>