hicuba.com
  Teléfono 53 07 2048244
  Este sitio web utiliza cookies
Menu

Gibara o Villa Blanca de los Cangrejos: Fascinante destino turístico cubano

iglesia parroquial de gibara

La ciudad de Gibara o Villa Blanca de los Cangrejos, en el norte de la oriental provincia de Holguín (aproximadamente a 800 kilómetros al Este de La Habana), fue proclamada como destino turístico, en el contexto de la XXXVII Feria Internacional de Turismo (FitCuba-2017, del 2 al 6 de Mayo).

La histórica comunidad pesquera resulta fascinante no solo por sus múltiples encantos, sino también por la hospitalidad, cariño espontáneo de su gente, quienes se sienten orgullosas de su cultura.

En el centro histórico de la comarca se puede leer sublimes afiches que convocan a recorrer, construir, renovar, crecer, descubrir, vivir, sentir y disfrutar Gibara, una comarca de estancia obligada.

La Villa Blanca ha ganado fama al convertirse en sede permanente de lo que fuera el Festival Internacional del Cine Pobre, certamen cubano de producciones independientes de bajo presupuesto, en el que se presentan anualmente centenares de obras de casi todos los continentes, ahora devenido Festival Internacional de Cine de Gibara (FIC Gibara), heredero del evento que creara el cineasta cubano Humberto Solás, y, en ese sentido, promueve la interacción entre las artes.

vista de gibara

Yensy Torres Oliva, de la Universidad de Holguín, opinó a HitCuba que Humberto Solás, prestigioso director de Cine ya fallecido, "ha dejado su legado ineludible de arte y vocación por la majestuosidad de urbe".

En tanto, la periodista holguinera Isabel Ríos Rodríguez expuso que el festival ha favorecido notablemente a la ciudad. Tras el paso de los huracanes Ike y Sandy, se inició una incesante labor de restauración del patrimonio. Es además, una localidad costera que ha sido declarada como nuevo destino turístico del país caribeño. Tiene nuevos hoteles como el Ordoño, Arsenita y el Plaza Colón, este último erigido en lo que fuera una casona colonial de la primera etapa de desarrollo urbanístico de la comunidad de pescadores.

De igual manera Torres Oliva consideró que esas mansiones "representan lo más autóctono y criollo de nuestras tradiciones mezcladas con la modernidad de nuestros días".

hotel ordoño

El Plaza Colón (con 12 habitaciones), pertenece a la cadena hotelera Cubanacán, y es el tercero con la categoría E en la ciudad, con las perspectivas que en los próximos años, incorporar los hostales "Bahía Almirante", el "Vallado" y el Residencial, con los cuales se llegará a unas 800 habitaciones en una primera etapa.

Precisamente en FitCuba-2017, el titular del Ministerio de Turismo de Cuba, Manuel Marrero Cruz, reveló que desde el año 2010 se trabaja en el rescate de las bellezas patrimoniales y culturales de la segunda ciudad amurallada de Cuba.

Torres Oliva, enfatizó que El Faro es el más antiguo de los balnearios activos en el país.

Añadió que Gibara es "sitio donde confluyen la naturaleza, la cultura y la virginidad de sus espacios rescatados a partir del empeño de sus pobladores y autoridades del territorio. La magia de sus calles casi perfectamente trazadas nos convocan al disfrute de un lugar de obligada visita para el descanso y disfrute".

Aunque Holguín cuenta con más de 40 kilómetros de costas con excepcionales características y sitios fabulosos, Gibara compite con las 40 restantes de la provincia, incluidas Guardalavaca y Playa Esmeralda, preferidas por muchos.

A la encantadora comarca, fundada el 16 de enero de 1817, se llega por una zigzagueante carretera y pintorescos paisajes montañosos. Su puerto, desde su más alta colina hechiza al visitante.

bahía de gibara

El norteño puerto le ha dado vida a la provincia desde el mismo año 1773 que se comienza a solicitar su habilitación, pero no es hasta 1817 que se hace oficial la necesidad de fortificar la bahía para controlar el comercio ilícito que existía en la región.

Según los apuntes históricos, en la década de 1860 Gibara contaba con 17 calles muy rectas y simétricas con casas de embarrado y guano, aunque también se ejecutaron edificaciones de mampostería, una iglesia parroquial, un cuartel para dos compañías de infantería y dos escuelas.

Pero el puerto tomó magnitud cuando en 1827 sus compañías controlaban la exportación y la importación de azúcar y tabaco, este último muy codiciado en todo el mundo.

La Guerra por la Independencia de Cuba estalla el 10 de octubre de 1868 y Gibara deviene refugio de las autoridades españolas que inician la construcción de fortines, tambores de defensa y trochas: una línea defensiva que protegiera a Gibara del embate de los independentistas.

museo batería de gibara

La fortaleza no mermó la decisión de treinta y seis expedicionarios criollos que el 10 de febrero de 1870 desembarcaron próximo a la playa Caletones, en la goleta Heraldo de Nassau, expedición encabezada por Domingo Goicuría Cabrera, aunque al ocupársele el material de guerra, fueron perseguidos y su líder fusilado meses después al ser apresado. Tres años más tarde se expidió una real orden concediéndole al poblado el titulo de Muy Noble y Muy Leal Villa.

Tras terminar la guerra, la industria azucarera prospera mucho más, lo que propició que se construyera, en 1883, el ferrocarril Gibara-Holguín. Nuevamente los cubanos reinician en 1895 la guerra por la Independencia, organizada por José Martí, y el 20 de agosto de 1896 las tropas cubanas, al mando del mayor general Calixto García, toman el fuerte de San Marcos, de la línea defensiva de la villa. La entrada victoriosa de las tropas mambisas a Gibara el 25 de julio de 1898 pone fin a la gesta libertadora.

calles de gibara

Villa Blanca de los Cangrejos, Gibara, es tradición, modernidad y fantasía. Muchas de sus edificaciones milenarias conservan sus grandes ventanales y techos de tejas de color rojizo. El mar, de un azul fuerte y aguas transparentes, y su pequeña pero impresionante bahía le imprimen un toque distintivo a Gibara, la que cautivó a Cristóbal Colón por su belleza, según dicen los historiadores.

Y quienes la visitan en la actualidad quedan impresionados por los atractivos, hermosos y exuberantes paisajes naturales y arquitectónicos.



Autor: Lázaro David Najarro Pujol
Publicado: Mayo 10 de 2017