hicuba.com

  Teléfono +53 55162879, disponible solamente en horario de oficina (de 9am a 5pm)
  Este sitio web utiliza cookies

Los huracanes y el turismo en Cuba.

Pronósticos de la temporada de huracanes para el año 2022 en la Cuenca del Atlántico (Junio 1 a Noviembre 30)

Pronóstico de la Universidad Estatal de Colorado

La Universidad Estatal de Colorado (CSU) emitió el pasado 7 de Abril su primer pronóstico para la Temporada de Huracanes del año 2022 en el que se confirma que, por séptima vez consecutiva, esta será una temporada con actividad por encima de la temporada promedio de los últimos 30 años (1991 - 2020) y que también es más probable el impacto de grandes huracanes en los Estados Unidos y en la región del Caribe.

Las condiciones actuales de debilidad de La Niña hacen bastante probable la transición a ENSO neutral para este verano/otoño, pero las probabilidades de que El Niño llegue a ser significativo parecen escasas. Las temperaturas de la superficie del mar en el Atlántico tropical oriental y central están actualmente cerca del promedio, mientras que las temperaturas de la superficie del mar en el Caribe y el Atlántico subtropical son más cálidas de lo normal.

A modo de información: el desarrollo de El Niño típicamente reduce la actividad de huracanes en el Atlántico, mientras que la fuerza de la Oscilación Multidecadal del Atlántico (AMO) la favorece.

En resumen: el pronóstico calcula que habrán 19 tormentas con nombre, de ellas 9 se convertirán en huracanes y de estos 4 podrían llegar a ser grandes huracanes (con categoría 3 o mayor). En general, más tormentas con nombre y huracanes que la temporada anterior (de 2021).

Pronóstico de la temporada ciclónica de 2022
Eventos Temporada de 2022 Promedio (temporadas 1991 - 2020)
Tormentas con nombre 19 14.4
Huracanes 9 7.2
Huracanes mayores 4 3.2
Días de tormentas con nombre 90 69.4
Días de huracanes 35 27.0
Días de grandes huracanes 9 7.4

Probabilidades para Cuba de ser afectada por tormentas con nombre o por huracanes

Como se puede observar en la tabla que sigue, las probabilidades de que Cuba sea afectada directamente por una tormenta con nombre o un huracán son bastante altas en esta temporada.

Tormenta o Huracán Probabilidad de Impacto
(a menos de 80 Km de las costas de Cuba)
Probabilidad de Impacto
(Promedio histórico)
Cantidad de eventos en el período 1880 a 2020
Una o más tormentas con nombre 91% 76% 204
Uno o más huracanes 71% 51% 102
Uno o más grandes huracanes (categorías 3, 4 o 5) 39% 25% 41

Pronóstico del Instituto de Meteorología de Cuba

Teniendo en cuenta que el calentamiento de las aguas del Atlántico tropical y del Mar Caribe están por encima de los valores promedio, patrón que al parecer persistirá durante los próximos meses, además de la existencia del evento La Niña/Oscilación del Sur (Aenos), que se prevé que transite hacia un estado débil durante esta temporada ciclónica, el Instituto de Meteorología de Cuba (INSMET) pronostica para la temporada (2022) lo siguiente:

  • La formación de 17 tormentas con nombre, de las cuales 9 podrían alcanzar la categoría de huracán.
  • De las 17 tormentas con nombre, 12 de desarrollarían en el área oceánica del Atlántico, 3 en el Mar Caribe y las otras 2 en el Golfo de México. Además, hay un 60% de probabilidades de que una tormenta del Mar Caribe se convierta en huracán y un 75% de probabilidades de que una tormenta formada en el Atlántico se convierta en huracán y llegue al Mar Caribe.
  • La probabilidad de que Cuba sea afectada por una tormenta con nombre es muy alta (85%) y de que sea afectada por un huracán es alta (60%).

Pronóstico del Centro Nacional de Huracanes de Miami, perteneciente a la NOAA

El Centro de Predicción del Clima de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) hizo el pasado 24 de Mayo su primer pronóstico de la temporada de huracanes de este año 2022 en el que se preveé una temporada más activa de la promedio.

NOAA predice que hay 65% de probabilidades que ocurra una temporada más activa que el promedio de los últimos 30 años, 25% de probabilidades de que sea similar a la temporada promedio y 10% de probabilidades de una temporada menos activa que la promedio.

Los expertos esperan entre 14 y 21 tormentas con nombre, de las cuales se convertirán en huracanes entre 6 y 10 y de ellos entre 3 y 6 podrían llegar a ser grandes huracanes. Un temporada ligeramente más activa que la del año anterior (2021).

El pronóstico se sustenta El Niño (ENSO) está actualmente en una fase neutral y la posibilidad de que La Niña se fortalezca más adelante durante esta temporada de huracanes. Además, las aguas del Océano Atlántico tropical y del Mar Caribe tienen temperaturas por encima de las temperaturas promedio, mientras que los vientos Alisios están debilitados y se espera un monzón fortalecido en África, factores que favorecen la creación de tormentas tropicales.

Comparación de los Pronóstico de la temporada ciclónica de 2021
Eventos Universidad Estatal de Colorado Instituto de Meteorología de Cuba NOAA
Tormentas con Nombre 19 17 14 a 21
Huracanes 9 9 6 a 10
Grandes Huracanes (>= cat. 3) 4 3 3 a 6

Los huracanes en Cuba

huracan lili entrando en pinar del río

Los huracanes o ciclones tropicales son los eventos meteorológicos más peligrosos que afectan a Cuba y a pesar de las fuertes medidas de protección que se toman son la causa de pérdidas humanas frecuentemente y la causa de cuantiosas pérdidas materiales cada vez que uno afecta de manera directa la isla, o incluso cuando sin golpearla directamente pasan lo suficientemente cercanos como para ocasionar fuertes marejadas o lluvias torrenciales.

Los huracanes han provocado los desastres naturales con mayor número de pérdidas humanas de los que se tenga registros en la isla:

  • El huracán de Santa Cruz (1932, aún no se les daba nombres propios) con más de 3 000 muertes, y
  • El huracán Flora (1963) con alrededor de 1 500 muertes.


Pero, ¿qué son los huracanes, con qué frecuencia llegan a Cuba?

malecon habanero inundado

Los huracanes son sistemas de bajas presiones con vientos fuertes que giran en contra del sentido de las manecillas del reloj y hacia su centro y que pueden alcanzar velocidades de hasta más de 300 Km/hora con efectos devastadores. Se originan según la época del año en el Océano Atlántico (43% del total) o en el Mar Caribe (57% restante) y se desplazan hacia el Oeste por lo que sus trayectorias generalmente los llevan a las islas del Caribe, la costa mexicana sobre el Caribe y el Golfo de México, o a los Estados Unidos, sobre todo a la Florida y los estados del Golfo.

Cuba está situada en un lugar de frecuente trayectoria de huracanes y es afectada como promedio por uno cada dos años. En los últimos dos siglos (del año 1800 al 2016) han golpeado a Cuba más de 182 tormentas tropicales y un total de 110 huracanes, 33 de ellos de categoría 3 a 5, o sea, de gran intensidad, considerados destructivos.

Durante lo que ha transcurrido del siglo XXI, es decir, en los últimos 19 años, Cuba ha sido afectada por 16 huracanes (13 fueron huracanes de gran intensidad, pero 3 afectaron a Cuba de forma indirecta) y 12 tormentas tropicales. En este período hubo 6 años sin actividad ciclónica alguna (2003, 2009, 2011, 2013, 2014 y 2015) y 3 años (2012, 2017 y 2018) con una actividad considerable.

Clasificación de los ciclones tropicales

Los ciclones tropicales son áreas de bajas presiones en las cuales la circulación de los vientos alcanza algún grado de desarrollo.

  • Depresiones tropicales: áreas de baja presión con vientos máximos sostenidos con velocidades por debajo de 63 Km por hora (menos de 39 millas por hora). Son la fase previa al desarrollo de las tormentas tropicales, como promedio el 60% de las depresiones alcanzan la categoría de tormenta tropical.
  • Tormentas tropicales: se les asigna nombre y tienen vientos máximos sostenidos entre 63 y 117 Km por hora (39 y 73 millas por hora). Son la fase previa a los huracanes, aunque no todas las tormentas alcanzan el desarrollo necesario para convertirse en huracanes.
  • Huracanes: se les asigna nombre y tienen vientos máximos sostenidos por encima de 118 Km por hora (74 millas por hora).

Los huracanes (también conocidos popularmente en Cuba como ciclones) se clasifican en 5 categorías en base a la velocidad de sus vientos al nivel del suelo, las categorías en la escala Saffir-Simpson son:

  • Categoría 1: 118 a 153 Km/h (74 a 95 millas/h)
  • Categoría 2: 154 a 177 Km/h (96 a 110 millas/h)
  • Categoría 3: 178 a 209 Km/h 111 a 130 millas/h)
  • Categoría 4: 210 a 249 Km/h 131 a 155 millas/h)
  • Categoría 5: más de 250 Km/h (156 o más millas/h)

¿Cuándo son más frecuentes los huracanes?

Los huracanes son fenómenos con fuerte estacionalidad, oficialmente la temporada comienza el 1 de Junio y termina 30 de Noviembre. En Cuba los meses más peligrosos son Octubre (40 huracanes registrados) seguido por Septiembre (34), Agosto (17) y Noviembre (10).

En realidad, pueden surgir tormentas tropicales o huracanes en cualquier mes del año, aunque es extremadamente raro que esto ocurra fuera de temporada.

¿Qué daños pueden ocasionar los huracanes y tormentas tropicales?

Los daños ocasionados por los huracanes y tormentas tropicales se producen debido a la combinación de fuertes vientos, torrenciales lluvias y grandes marejadas costeras que generan en ambos casos peligrosas y destructivas inundaciones en zonas interiores y costeras. Los huracanes, realmente, pueden llegar a ser catastróficos, sobre todos los de gran intensidad.

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Miami debajo se hace una valoración descriptiva de los daños que puede causar un huracán según la velocidad de sus vientos:

Tormenta Tropical

destrozos dejadospor lily en pinar del río

Los vientos pueden derribar algunos árboles pequeños y algunos postes del tendido eléctrico y telefónico, partir ramas medianas de árboles, derribar techos y dañar casas de poca solidez.

Los daños más importantes pueden ser causados por las lluvias y las inundaciones que provocan.



Categoría 1

Vientos muy peligrosos pueden producir algunos daños: casas y edificios de construcción sólida podrían sufrir daños en el techo, sobre todo las casas de tejas (abundantes en Cuba). Partir ramas grandes de árboles, derribo de árboles medianos. Daños extensos en las líneas eléctricas y postes que probablemente dará lugar a cortes de energía que podrían durar de unos pocos a varios días.

Categoría 2

destrozos dejados en holguin por ike

Vientos extremadamente peligrosos que pueden causar daños extensos: Las casas con estructura bien construida podrían soportar grandes daños en el techo y en ventanas y puertas. Son frecuentes los árboles derribados que pueden bloquear calles, carreteras y caminos. Postes del tendido eléctrico y telefónico pueden ser derribados en cantidades significativas, con interrupciones que podrían durar de varios días a semanas.



Categoría 3

Los vientos pueden producir daños devastadores: Las casas y edificaciones bien construidas pueden sufrir grandes daños en los techos y hasta ser derribadas. Muchos árboles serán derribados y partidos con el consiguiente bloqueo de calles y carreteras. La infraestructura de electricidad y abasto de agua pueden ser dañadas fuertemente y podrían no estar disponibles durante varios días o semanas después de la tormenta.

Categoría 4

huracan gustav en pinar del río

Se producirán daños catastróficos: casas bien construidas pueden sufrir graves daños con la pérdida de la mayoría de la estructura del techo y / o de algunas paredes exteriores. La mayoría de los árboles serán dañados o derribados y la infraestructura eléctrica y telefónica será dañada extensamente. Árboles y postes eléctricos/telefónicos caídos pueden aislar áreas residenciales. Los cortes de energía durarán semanas o meses. La vegetación natural y el medio ambiente en general sufrirán daños de consideración.



Categoría 5

Un huracán categoría 5 puede producir daños catastróficos en un amplio radio alrededor de su centro: Pueden resultar destruidas o seriamente dañadas un alto porcentaje de viviendas y edificaciones, con falla total del techo y colapso de la pared. Pueden ser derribados una parte importante de los árboles y los postes eléctricos en la zona afectada. Pueden quedar aisladas por días áreas residenciales y los cortes de energía pueden durar semanas o meses. La vegetación natural y el medio ambiente en general sufrirán daños de consideración.

Entonces, ¿cuándo visitar Cuba?

Los mejores meses para visitar Cuba son de Noviembre a Abril porque son los meses con una temperatura casi ideal y con pocas lluvias, y además porque no hay amenazas de huracanes en este período, con la excepción de Noviembre que aún cae dentro de la temporada. Sin embargo, la temporada de huracanes coincide casi completamente con la temporada baja de turismo – con la excepción de Julio y Agosto-, lo cual se traduce en mejores precios para todos los servicios y mucho menos público en los hoteles, resort, restaurantes y destinos turísticos en general, lo que unido todo puede ser muy atractivo para muchos visitantes que no dependen de vacaciones en Julio o Agosto y que no temen los inconvenientes que pueden provocar la llegada inoportuna de un huracán a Cuba.

¿Corre peligro un turista en Cuba en caso de huracán?

No, absolutamente no. Hay varias razones por los cuales los peligros son mínimos sino inexistentes:

  • Los huracanes son fenómenos meteorológicos que se pronostican con varios días de antelación y se le da un seguimiento hora por hora en la TV y demás medios de información.
  • La Defensa Civil de la isla está muy bien preparada para estos eventos y tiene una larga experiencia en estos casos.
  • Los turistas siempre serán trasladados de su hotel o resort en un área de peligro a un hotel o resort de igual o mejor categoría en una zona fuera de peligro. La isla es estrecha pero larga, y cuando el Occidente es afectado por un huracán en el Oriente hay tranquilidad, y viceversa.

Finalmente, un huracán es una experiencia única... sobre todo si Ud. es un turista y no tiene propiedades que perder en la isla..., si llega, ¿por qué no aprovechar la oportunidad y vivir la experiencia?

Resumen de la actividad ciclónica en Cuba en los últimos 9 años.

olas en gibara

Olas provocadas por el huracán Irma en Gibara, costa norte de Holguín

olas en gibara
Temporada de 2020

La temporada de 2020 terminó siendo la más activa de que se tenga registro en la cuenca del Atlántico con un total de 30 tormentas con nombre, de las cuales 13 fueron huracanes, y de estos, 6 fueron huracanes de categoría 3 o más en la escala de Saffir-Simpson, que son considerados grandes huracanes. Muy resumido: fue una temporada de récords (negativos, por supuesto).

Sin embargo, a pesar de ser esta una temporada de récords, Cuba solo fue afectada directamente por 2 tormentas tropicales, Laura y Eta.

Temporada de 2019

La temporada de 2019 fue notablemente activa con 18 tormentas tropicales (con nombre), de las cuáles 6 llegaron a ser huracán, y de ellos, 3 se convirtieron en huracanes de gran intensidad (con categoría de 3 o mayor). Note que una temporada promedio (durante el período 1981 - 2010) tiene 12.1 tormentas con nombre, 6.4 huracanes y 2.7 huracanes de gran intensidad.

Sin embargo, en esta temporada de 2019 Cuba no fue impactada directamente por ninguna tormenta o huracán.

Temporada de 2018

Esta temporada estuvo por encima de la media con 15 tormentas con nombre, de las cuales 8 llegaron a la categoría de huracán y 2 fueron grandes huracanes (categoría 3 o superior). Cuba fue afectada directamente por la tormenta sub-tropical Alberto y por el huracán Michael (con categoría 1), en ambos casos el principal impacto fueron las fuertes lluvias.

Temporada de 2017

Esta temporada fue bastante más activa de lo que se pronosticó inicialmente y tuvo una tormenta tropical fuera de temporada (Arlene en el mes de Abril). En la cuenca del Atlántico se produjeron en total 17 organismos tropicales de los cuales 7 fueron tormentas tropicales y 10 fueron huracanes. A diferencia de lo que ocurre normalmente, hubo más grandes huracanes (6 en total de categoría 3 o mayor) que huracanes de categoría 1 o 2 que fueron 4.

Cuba fue afectada directamente por el huracán Irma de categoría 5 que generó grandes pérdidas materiales y 10 muertes y por la tormenta tropical Philippe. El huracán Nate también afectó la provincia de Pinar del Río sobre todo con lluvias abundantes al cruzar por el Estrecho de Yucatán

Temporada de 2016

Esta temporada se comportó ligeramente por debajo de la media con un total de 15 ciclones tropicales en toda la cuenca del Atlántico, de ellos, 7 huracanes y 8 tormentas tropicales.

Cuba fue afectada directamente por el huracán Matthew de categoría 4 (en Cuba, porque durante gran parte de su vida fue de categoría 5) y por dos tormentas tropicales (Collin y Hermine).

Temporada de 2015

La de 2015 fue una temporada poco activa con la formación de 11 ciclones tropicales de los cuales 4 llegaron a ser huracanes y 7 fueron tormentas tropicales.

Cuba no fue afectada por tormentas tropicales ni huracanes durante esta temporada.

Temporada de 2014

Una temporada muy poco activa con la formación de solo 8 organismos tropicales, aunque 6 de ellos llegaron a ser huracanes y 2 a tormentas tropicales.

Cuba no fue afectada por tormentas tropicales ni huracanes durante esta temporada.

Temporada de 2013

Esta temporada se puede considerar por encima de la normal, pero de los 14 ciclones tropicales que se formaron solo 2 llegaron a la categoría de huracanes. Los otros 9 fueron tormentas tropicales.

Cuba no fue afectada por tormentas tropicales ni huracanes durante esta temporada.

Temporada de 2012

La temporada de 2012 es una de las más activas de los últimos años con un total de 19 ciclones tropicales (10 huracanes y 9 tormentas tropicales). Dos de los huracanes fueron de gran intensidad (Michael y Sandy)

Cuba fue afectada directamente por el huracán Sandy con categoría 3 y la tormenta tropical Isaac.

Fuentes