El golpe de estado del 10 de Marzo, la Revolución Cubana

El 10 de marzo de 1952 Batista protagoniza un golpe militar contra el gobierno de Prío Socarrás, quebrando el orden constitucional. Recibe el apoyo de los mandos castrenses y se proclama presidente. Estados Unidos reconoce su gobierno. Aunque el golpe fue incruento, los sectores estudiantiles comienzan una etapa de protestas.

En 1953, el abogado Fidel Castro encabeza un ataque contra el cuartel Moncada de la oriental ciudad de Santiago de Cuba, a unos 900 kilómetros al este de La Habana, con decenas de muertos de ambos bandos. Castro es arrestado y condenado a 15 años de prisión. En 1955 los rebeldes, incluido Castro, son amnistiados. En diciembre de 1956, Castro encabeza un desembarco de fuerzas rebeldes del Movimiento 26 de Julio procedente de México. Se inicia la lucha guerrillera en las montañas de la Sierra Maestra, en la región oriental y una no menos fuerte lucha de guerrillas urbanas en las ciudades y pueblos, en particular en La Habana y Santiago de Cuba. En 1958 los Estados Unidos le retiran la ayuda militar al régimen de Batista que ya desde hace 2 años ha derivado en una sangrienta dictadura que persigue y asesina opositores sin ajuste a ley alguna.

A finales de los años 50' el capital norteamericano es predominante en la economía de Cuba y controla el:

90% de la producción minera
80% de los servicios públicos
50% de los ferrocarriles
40% de la producción de azúcar
25% de los depósitos bancarios

En 1958, sin embargo, la economía cubana ha continuado su creciente desempeño y el país se sitúa entre los primeros 22 del mundo por el nivel de vida de su población que es de aproximadamente 6 000 000 de habitantes.

En la madrugada del 1 de enero de 1959 Batista con sus familiares y funcionarios allegados abandona Cuba huyendo hacia República Dominicana y dejando un gobierno provisional que pronto se desmorona, en los próximos días las fuerzas rebeldes ocupan las ciudades y pueblos del país sin resistencia y el día 2 de enero el Comandante Camilo Cienfuegos entra en La Habana, ocupándola. Fidel Castro entra en La Habana el 8 de enero de 1959 y es nombrado Primer Ministro en febrero de ese mismo año. Casi de inmediato el Gobierno Revolucionario implementa una política de nacionalización de empresas extranjeras y nacionales y se firma una ley de Reforma Agraria que entran en contradicción con los intereses de Estados Unidos. Paralelamente se empieza a producir un acercamiento con la entonces Unión Sovietica y el llamado campo socialista (comunista), Anatas Mikoyan, Ministro de Relaciones Exteriores de la Unión Sovietica visita La Habana en febrero de 1960 firmando convenios comerciales y en mayo del mismo año se establecen relaciones diplómaticas entre los 2 países. Los Estados Unidos a su vez toman medidas económicas y políticas, impone el embargo económico a la isla (vigente aún hoy día) en octubre de 1960, rompe relaciones diplómaticas con Cuba en enero de 1961 y dá apoyo a los grupos contrarrevolucionarios que dentro y fuera de la isla pretenden derrocar al gobierno. El presidente Eisenhower ordena estudiar y planificar acciones, incluidas armadas, para poner fin al gobierno de Fidel Castro.

Desde el mismo año 1959 ha comenzado una fuerte corriente migratoria de Cuba hacia Estados Unidos que en los primeros años priva al país del 50% de los médicos y maestros y que con el paso de los años llegará a ser de mas de 1 000 000 de cubanos.

En abril de 1961 exiliados cubanos armados y entrenados por Estados Unidos (alrededor de 1 500 hombres) realizan un desembarco en Bahía de Cochinos (Playa Girón , en Cuba) que es derrotada en 3 días por las fuerzas gubernamentales. Paralelamente ya existe un fuerte movimiento contrarevolucionario que llega a tener guerrillas en todas las provincias del país aunque fueron particularmente fuertes en la Sierra del Escambray, en la región centro-meridional de la isla, que no serán derrotadas definitivamente hasta finales de 1965. En ese mismo abril de 1961 Fidel Castro declara el carácter socialista de la Revolución Cubana.

El 14 de octubre de 1962 se inicia la llamada Crisis de los Misiles (Crisis de Octubre, en Cuba) cuando un avión de reconocimiento norteamericano descubre la construcción de emplazamientos para misiles nucleares de mediano alcance cerca de San Cristóbal, en la provincia de Pinar del Río y termina el 27 de octubre con el compromiso soviético de sacar los misiles de Cuba y el norteamericano de no invadirla. Nunca el mundo estuvo tan cerca de la guerra nuclear como en esos 13 días.

En 1968 se lanza lo que se conoció como "la ofensiva revolucionaria" y se nacionalizan 55 000 pequeñas empresas y comercios quedando a partir de ese momento todos los bienes de producción y servicios en manos estatales, con la excepción de pequeñas fincas de campesinos que fueron beneficiados por la Reforma Agraria de 1960 o que ya eran propietarios al triunfo de la Revolución Cubana.

En 1976 se adopta una nueva Constitución que reconoce el carácter socialista del estado cubano y entre otros cambios define una nueva división político-administrativa creando 14 provincias (en lugar de las 6 que había hasta entonces) mas el municipio especial de Isla de la Juventud (Isla de Pinos).

Las políticas sociales se enfilan a un mejoramiento continuado del acceso y calidad de los servicios de salud y educacionales principalmente (gratuitos ambos), pero sin embargo el desempeño de la economía es precario.

En 1991 con la desaparición del llamado Campo Socialista (bloque comunista) y la Unión Sovietica el país pierde bruscamente el 85% de su comercio y ayuda internacional y cae en una fuerte crisis económica que alcanza su punto culminante en los años de 1993 y 1994. El gobierno implementa determinadas medidas de liberalización de la economía (mercados agropecuarios campesinos libres, pequeñas empresas privadas de servicios, como restaurantes, cafeterías, etc, trabajo individual por cuenta propia (hasta entonces solo se admitía el trabajo con empresas estatales) y se promulgan leyes que permiten la inversión extranjera en determinados sectores económicos del país y siempre en asociación con empresas estatales. Las medidas paliaron la crisis económica y han permitido un cierto grado de recuperación a la economía nacional.

<Página anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | Página siguiente>