El gallo del Morón de Cuba: símbolo, historia, tradición cultural y, atractivo para lugareños y visitantes foráneos.

gallo de moron
Gallo de Morón
Morón, Ciego de Avila

DESDE hace más de 400 años se viene hablando de la existencia del Gallo de Morón, que deviene ahora, en la pintoresca y norteña ciudad de la provincia de Ciego de Ávila, historia, tradición cultural y, atractivo para lugareños y visitantes foráneos. Otrora creía que se trataba de un famoso gallo originario de la ciudad cubana de Morón.

La realidad es otra, aunque la escultura guarda disímiles versiones acerca del nombre de la comarca, que “la vinculan con una elevación de escasa altura y la procedencia de pobladores de origen español, algunos del pueblo sevillano de Morón de la Frontera, en España”, según la periodista Magaly Zamora Morejón .


estacion de ferrocarriles, ciudad de moron
Estación de Ferrocarriles
Morón, Ciego de Avila

Añade que el monumento a El Gallo tiene como base una historia protagonizada en la citada localidad ibérica en la época de la colonia, aplatanada con nuevos aderezos y convertida hoy en atractivo especial para el turismo.

“En la localidad hispana, en el siglo XVI, existían problemas de orden público provocados por la situación política imperante".

“La causa fundamental eran los abusos cometidos contra los ciudadanos españoles de Morón por jueces venales que despojaban a su antojo de haciendas y otros bienes a los naturales, e imponían altas contribuciones. .

En torno al Gallo de Morón se suscitan muchas anécdotas y leyendas que requerirían de decenas de cuartillas para narrarlas, entre ellas cierto individuo que se decía que allí, en Morón de la Frontera, en España, "no había más gallo que él" y los pobladores le endilgaron peyorativamente el mote de "El gallo de Morón".


ciudad de moron
Vista de la ciudad de Morón
Morón, Ciego de Avila

Cuenta que un mal día, “al citado guapo los indignados vecinos lo trasladaron a las afueras del pueblo, le quitaron la ropa y le dieron una paliza”.

De ahí cuando alguien se pavonea se le dice a manera de advertencia, que lo dejaran como el gallo de Morón, sin pluma y cacareando, o a decir de la simpática coplilla: "Anda que te vas quedando/ como el gallo de Morón/ sin plumas y cacareando/ en la mejor ocasión.

Los sucesos quedaron en el recuerdo: “En el Paseo de la Peña emplazaron una escultura de un gallo desplumado. Era un símbolo a la rebeldía de ese pueblo".

La tradición se trasladó a la ciudad de Morón de Cuba, donde existía un fuerte asentamiento poblacional español, pero no fue hasta la década de 1950 que se enarboló el proyecto de erigir un monumento a un gallo criollo, aunque este si con todo su lindo plumaje


torre del reloj, moron
Gallo de Morón y Torre del Reloj
Morón, Ciego de Avila

Abrazando la idea original, el dos de mayo de 1982, se erige una nueva escultura, obra de los artistas Rita Longa y Armando Alonso. Ese símbolo de la ciudad, modelado en bronce, mide tres metros de altura y pesa tres toneladas. Diariamente saluda a quienes se encuentren en la comarca, ubicada aproximadamente a 600 Kilómetros al este de La Habana.

El gallo de Morón, en la provincia de Ciego de Ávila, se restituyó sobre un tronco en la entrada de la ciudad. Se muestra atrevido y listo para la pelea. Completa la escultura una torre-reloj y los equipos de amplificación para reproducir el canto.

La ciudad cubana de Morón, en la costa norte de la región central del país, es una urbe de alrededor de 64.000 habitantes y es la portada del destino turístico Jardines del Rey. “La palabra "morón", geográficamente, quiere decir pequeño montículo de tierra o mambla situado a la orilla de un bosque .


Autor: Lazaro David Najarro Pujol - Septiembre 23, 2009