hicuba.com
  Teléfono 53 7 2048244
  Este sitio web utiliza cookies

Menu

Destinos de turismo, hoteles, cultura y otros variados temas sobre Cuba

Regresar

0 Holguín, ciudad de tradiciones y encantos

Su voto es:
0.00 de 0 votos

El primer punto del territorio cubano por donde desembarcó el Almirante Cristóbal Colón fue por Bariay, perteneciente a Holguín ubicada en la zona oriental del país. Esta provincia siendo la cuarta de mayor extensión del país con 9300,6 km² fue fundada en 1545 por el militar español García Holguín junto a su esposa y un séquito de 50 a 80 personas, y bajo la advocación religiosa de San Isidoro, lo que se llamó después el Hato de San Isidoro de Holguín, pero a parte de estos datos ¿qué la hace tan atractiva y romántica? ¿porqué muchos prefieren desplazarse hasta este lugar tranquilo y alejarse del encanto y el bullicio de las grandes urbes como La Habana o Santiago de Cuba?

Cuando se arriba al tercer día del quinto mes del año, holguineros y visitantes celebran la tradicional fiesta cristiana de Las Romerías de Mayo. Conmemoración que se caracterizó desde sus inicios, por la partida del pueblo en procesión desde La Iglesia de San Isidoro hasta La Loma de La Cruz. Una vez llegado al lugar, se oficiaba la misa para luego pasar a la apertura del festejo que duraba hasta el día siguiente. Con el tiempo, la festividad católica trascendió y la hicieron suya otras creencias hasta convertirse en una fiesta popular, la cual culmina con la abundancia de comestibles y el deleite de bebidas. 

Debido al difícil acceso para que los habitantes llegaran hasta la cruz y pudieran concluir el jolgorio acostumbrado, y para darle un mayor esplendor, Oscar Albanés Carballo Presidente de los Caballeros Católicos, propuso construir una escalinata, la que actualmente distingue a la ciudad de los parques, como también es conocida Holguín.

Con el objetivo de recaudar fondos para la construcción de la escalinata que finalmente contó con 458 escalones, se hicieron verbenas durante los 23 años que se estuvo ejecutando la construcción. Se hizo además un oratorio formado por una pequeña plazoleta en forma de balcón, y la cruz encima de un pedestal como un altar. También, se reconstruyó el fuerte y una rotonda el propio tres de mayo, pero de 1950. Cada año en el mes de mayo con Las Romerías, se conjugan la tradición y la modernidad para convertir de esa forma a la ciudad de Holguín, en la Capital del Arte Joven.

Otro de los encantos de esta provincia se encuentra en un pueblo de pescadores. Gibara es una villa fundada en 1817 donde se hace culto al Cine Pobre, aunque rico en su calidad audiovisual evento que atrae un alto flujo de visitantes nacionales y extranjeros.

Este singular rincón holguinero está enclavado a la entrada de una bahía rodeada de montañas, y es cede anualmente durante el mes de abril del Festival de Cine Pobre. El oleaje marino es un elemento esencial con el que todo viajero debe lidiar, si es que Gibara es el lugar escogido como puerto de atraco durante su recorrido por la isla.

Por lo general, los pobladores son personas hospitalarias que pueden ayudar a encontrar casas de alquiler, sobre un precio que oscila entre los 8 y los 10 CUC por noche, además de cualquier otra inquietud de los foráneos, como encontrar donde comer a precios asequibles. En este pueblo hay varios paladares de excelente calidad como La Cueva Taína, El Curujey, Las Terrazas o Villa Azul. En todos estos lugares el precio del plato principal está sobre los cuatro CUC, y el menú se basa en las comidas típicas del pueblo, fundamentalmente provenientes del mar. Gibara es sin dudas uno de los rincones más bellos de la geografía cubana.

Si estás planificando un recorrido por el oriente de Cuba, te recomendamos la ciudad de Holguín con su tradicional fiesta de las Romerías de Mayo, y su espectacular vista de la Loma de la Cruz. Y para concluir con broche de oro, nada mejor que llegarse hasta el atrapa sueños y suspiros de locales y visitantes, rincón pesquero de Gibara y ser parte de los aires festivaleros del Cine Pobre que allí se vive a toda intensidad.